Esta generación sigue preocupada por su futuro. El auge de las tecnologías de la Industria 4.0 – que aúna desde la robótica y el Internet de las Cosas, hasta la inteligencia artificial y la cognitiva- está cambiando la naturaleza del trabajo, al mismo tiempo que las convulsiones políticas desafían el orden mundial establecido.

Tanto corporativos como investigadores sociales han volcado esfuerzos para estudiar el comportamiento de la llamada generación millennial, y sobre cómo interactúa en los sectores económicos, laborales, sociales o tecnológicos.

X

En el plano laboral, describen a esta generación como “individualista”, que tiende a no “ponerse la camiseta”, “aburguesada”, que exige buenos salarios, horarios flexibles, trabajo desde su hogar y una permanencia de unos dos años en un empleo.

Sin embargo, hay quienes opinan lo contrario y afirman que este grupo de jóvenes busca nuevas transformaciones, que enfrenta retos constantes con el afán de que se reconozca su trabajo y se valoren otras prestaciones adicionales.

Sobre este tema, te vamos a presentar los principales hallazgos de la Encuesta millennials 2018 elaborada por la consultoría Deloitte.

¿Quiénes son los millennial?

Definir a este sector no resulta sencillo para los investigadores, pero coinciden en el hecho de que se trata de una generación muy ligada a la era de la digitalización.

Esto es derivado de haber nacido entre los años 80 y el 2000 (época boom del internet); su edad oscila entre los 19 y los 38 años.

BBVA Research menciona que esta línea generacional no sólo pretende conseguir títulos universitarios y un trabajo estable; muchos se convierten en emprendedores con ideas novedosas, incluso premiadas.

Es debido a estas características que los nuevos esquemas laborales están cambiando para adaptarse a las necesidades de los millennials, ya que, si las estadísticas no mienten, esta generación será quien ocupe los grandes puestos de trabajo en el futuro.

¿Ponerse la camiseta?

Sin lugar a dudas. El estudio señala que uno de los principales objetivos, en cuanto al sector empresarial se refiere, es lograr que sus trabajadores generen las suficientes ganancias para mantener a flote el negocio, lo cual no está mal.

Sin embargo, precisa que es necesario que dichas organizaciones entiendan que para alcanzar esa meta deben mantener un clima organizacional que propicie un sentimiento de lealtad y pertenencia entre los empleados, lo que coloquialmente se conoce como “ponerse la camiseta”.

De acuerdo con el estudio de Deloitte, los jóvenes mexicanos valoran los siguientes factores para permanecer en un trabajo:

  • Un 62 por ciento de los jóvenes encuestados estima que una buena remuneración económica o buen sueldo representa el principal factor para quedarse en un mismo puesto de trabajo.
  • Las oportunidades de crecimiento y aprendizaje constante son valoradas en gran medida, ya que ocupan el segundo lugar con el 60 por ciento.
  • El tema de la flexibilidad en cuanto a horarios de entrada y salida, además del lugar de trabajo (el famoso home office) toma el tercer puesto con el 50 por ciento.
  • Una cultura de trabajo positiva (buen ambiente laboral, espacios cómodos y sanos) es el cuarto factor mejor puntuado con el 43 por ciento.
  • El 41por ciento consideró importantes los programas e incentivos para el bienestar (ya sean prestaciones económicas o morales; como el reconocimiento al mérito).

En la encuesta, los jóvenes también señalan que para que las empresas puedan generar un impacto positivo en la sociedad deberían tener las siguientes metas:

  • Un 45 por ciento propuso aumentar la calidad de vida de sus empleados.
  • 43 por ciento se inclinó porque las empresas aporten valores a la sociedad (educación, información, además de promover salud y bienestar).
  • Mejorar y proteger el medio ambiente, 42 por ciento.
  • Generación de empleos, 38 por ciento.
  • Innovación: Desarrollo de nuevos productos y servicios, 38 por ciento.

Con los resultados presentados por Deloitte, se puede inferir que ya no sólo se trata de la búsqueda de un trabajo o por cuestiones monetarias o remuneraciones económicas, los intereses de los jóvenes millennials van más allá.

Según el estudio ‘Cultura financiera de los jóvenes en México’, poner un negocio es una de las tres principales metas económicas de los jóvenes millennials, comprar una casa y concluir sus estudios son las otras dos.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here