En la región de Magadán, en el Lejano Oriente de Rusia, un osezno emprendió una impresionante carrera para “salvar su vida”, en un intento por huir de un dron que lo acechaba.

El cachorro trata de llegar a la parte más alta de una montaña nevada, persiguiendo a su madre. En ese intento, resbala decenas de metros una y otra vez por una ladera.

Luego de reiterados intentos fallidos, finalmente la historia tuvo un final feliz, cuando el osezno logra alcanzar la cima de montaña junto a su madre, con la que continúa la huida.

La bióloga Jacquelyn Gill, profesora en la Universidad de Maine (Estados Unidos) califico la acción del operador del dron de “irresponsable”, porque hay que respetar el espacio de los animales y no exponerlos a un riesgo.

En tanto, la ecóloga Lucy Gem Poley advierte que las situaciones de alborotos, como en el caso de los osos, pueden ocasionar alteraciones fisiológicas en el organismo de los animales. “Como operadora de drones, puedo confirmar que estos aparatos son ruidosos y perturbadores (…) para la vida silvestre”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here