Los médicos llevan años señalando que sentarse en el sanitario por un tiempo prolongado aumenta las posibilidades de contraer hemorroides. Y esta advertencia iba dirigida específicamente a las personas que practican la “lectura sanitaria”.

Los principales factores que predisponen a tener hemorroides que sangran, arden, dan comezón y duelen son: estreñimiento, embarazo, diarreas, tabaquismo, y ahora también la lectura en el baño.

Tu teléfono mobile puede causarte hemorroides

Una encuesta realizada por el blog británico Mobiles Please entre 1,034 personas ha detectado que el 82% usan “con regularidad” el móvil mientras usan el escusado.

Quienes usan el teléfono mientras ocupan el baño, emplean como media seis minutos en el excusado, frente a los escasos dos minutos y medio que requieren quienes afirman que “nunca” hacen uso del mismo.

El tiempo invertido es directamente proporcional al tipo de dispositivo: los usuarios de iPhone, invierten 7 minutos, los de Android, 5 minutos y medio, y los de Blackberry, 5 minutos. Lo que más hacen en ese momento es enviar mensajes o revisar Facebook.

En México, 5% de la población presenta síntomas relacionados con los hemorroides, aunque es raro que se presenten antes de los 20 años de edad, es probable que en el futuro sea más frecuente en personas jóvenes debido al uso de dispositivos móviles.

“La lectura sanitaria que en promedio empieza a ser perjudicial para las hemorroides va más allá de los 10 minutos”, señaló Miguel Ángel Rosado Martínez, especialista en coloproctología, del Hospital Sedna.

Agregó que aún cuando no hay evidencia científica de que aumenten la incidencia, la realidad es que sí se están viendo pacientes con enfermedad hemorroidal a menor edad.

Tu teléfono mobile puede causarte hemorroides

Las hemorroides tienen un tejido donde se fijan los músculos del ano, el cual se desprende poco a poco cuando se está sometiendo a mucha presión por tiempo prolongado.

El baño está hecho para facilitar la evacuación. Al no tener un soporte como en una silla o alguna superficie dura, si se pasa mucho tiempo, ese tejido se desprende con el tiempo, como sucede con las venas de las piernas que se conocen como várices.

“En las hemorroides pasa lo mismo, al someterlas a mucha presión (como estar sentado mucho tiempo en el baño), estas venas van haciéndose grandes y aumentando la posibilidad de complicarse con sangrado o la formación de coágulos”, subrayó Rosado Martínez.

Fuente: Notimex

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here