fbpx

¿Por qué es tan popular (y peligroso) el sexting?

Tomarse una fotografía sexy o grabar un video erótico se ha convertido en una práctica común. ¿Qué lleva a las personas a exponer de esa forma su intimidad Sexting proviene de las palabras en inglés “Sex” (sexo) y “Texting” (envió de mensajes por medio de dispositivos móviles). Esta práctica ha cobrado popularidad por el intercambio de fotografías o

 ·  noviembre 25, 2021
¿Por qué es tan popular (y peligroso) el sexting?

Tomarse una fotografía sexy o grabar un video erótico se ha convertido en una práctica común. ¿Qué lleva a las personas a exponer de esa forma su intimidad Sexting proviene de las palabras en inglés “Sex” (sexo) y “Texting” (envió de mensajes por medio de dispositivos móviles). Esta práctica ha cobrado popularidad por el intercambio de fotografías o videos en poses eróticas o de desnudos.

¿Por qué es tan popular (y peligroso) el sexting?

La doctora y especialista en violencia escolar Alba Luz Robles Mendoza, académica de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la UNAM, explica que “el sexting se relaciona con deseos de exhibicionismo y afán de reconocimiento por encajar socialmente entre los compañeros. Los adolescentes que lo practican no piden un consejo u orientación sobre lo que están haciendo, –salvo entre ellos mismos–, y no miden las consecuencias de sus actos, exponiendo su integridad física y emocional.

“A diferencia de los adolescentes, los adultos que practican sexting toman medidas de seguridad como el no exponer su cara o señas particulares, y comprometer al otro a que le envié fotografías o videos con el mismo contenido sexual que está compartiendo”, resaltó la académica.

Sexting desde la perspectiva de género

Además, Robles Mendoza dijo que otro factor importante relacionado con el sexting es la perspectiva de género. El cuerpo femenino tiene una connotación de “prohibido” y al exponerlo mediante una fotografía o video, se pone en riesgo su identidad e integridad. La joven que practica sexting es una presa fácil de acoso.

Aunque crea erróneamente que su fotografía está segura en su dispositivo móvil; hay una serie de cuestiones que podrían salir mal, desde perder el celular hasta que alguien lo vea “accidentalmente”.

Es importante resaltar que, aunque sextear es considerado una práctica voluntaria, cuando hay menores involucrados, puede tener implicaciones legales. Algunos ejemplos son: pornografía infantil, delitos contra la intimidad, pederastia entre otros, tipificados en el Código Penal Federal.

Finalmente, la experta resalta que el sexting tiene mayor incidencia durante la noche cuando los videos y fotografías se envían desde la intimidad de la recamara, por lo que es fundamental que los padres restrinjan los horarios del uso de dispositivos y vigilen los contenidos que ven los jóvenes sin violar su privacidad.

Acosos perturbadores

Sextorsión

Del sexting se desprende la sextorsión que consiste en chantajear o extorsionar bajo amenaza de publicar o enviar imágenes en las que el protagonista muestra una actitud erótica. El chantaje consiste en solicitarle a la víctima fotografías o videos de carácter erótico y en casos extremos un contacto físico sexual.

Grooming

Es una práctica en línea que realizan adultos para ganar la confianza de un menor fingiendo cariño y amistad, con el fin de buscar una satisfacción sexual –mediante la obtención de imágenes de él desnudo o realizando actos sexuales–. Se asocia con la pederastia y pornografía infantil en internet. Es la antesala de un abuso sexual.

El Ciberbullying

Cuando la imagen erótica cae en las manos equivocadas, el acoso y la humillación no sólo se quedan en la escuela, sino que persiguen al menor las 24 horas del día, puesto que está expuesto en todas las redes sociales, donde la imagen es un arma para denigrar o burlarse del protagonista.

Fuente: Dirección General de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Facebook Comments Box