En momentos en los cuales la oferta educativa es significativamente amplia, elegir universidad puede llegar a convertirse en un proceso confuso en el que los aspirantes corren el riesgo de perder el foco de para qué asistir a la universidad y por qué escoger una en particular.

Para hacer la mejor elección, hay aspectos importantes que tanto el alumno como sus padres deben tomar en consideración, ya que tendrán consecuencias directas sobre el futuro profesional del estudiante.

X

Evaluar aquello que le apasiona e inspira podría parecer una tarea compleja para un adolescente, por lo que es indispensable el acompañamiento de los padres y de la institución educativa de la que egresará.

La buena noticia es que en la actualidad hay modelos educativos en México que, además de apoyar al estudiante en el proceso, le brindan las herramientas necesarias para descubrir, definir y desarrollar su propósito de vida.

Un factor importante que considerar son las oportunidades que la institución educativa le da al alumno para enfrentar retos y aportar soluciones a problemáticas reales. El hecho de que la universidad le proporcione al alumno la posibilidad de trabajar en laboratorios con recursos tecnológicos vigentes en la industria lo prepara, en definitiva, para integrarse al mundo laboral.

De igual manera, valorar a los profesores que impartirán las asignaturas es un factor fundamental. Aparte de contar con las competencias para enseñar la materia y ejercerla en el mundo laboral, el profesor universitario debe ser capaz de motivar a sus alumnos en la búsqueda de soluciones a problemas reales, planteándole retos cuyos resultados puedan ser aplicados eficazmente en la industria.

La universidad también debe contar con programas de vinculación que le permitan al alumno vivir la experiencia profesional dentro de una organización, desarrollando proyectos y propuestas que aporten soluciones reales desde mucho antes de que llegue el momento de graduarse.

Otro factor fundamental es el acompañamiento que tendrá el estudiante durante su estancia en la institución educativa. La red de apoyo que la escuela pueda otorgar a cada alumno a nivel individual es, indudablemente, uno de los factores determinantes al momento de elegir a qué universidad desea asistir.

Asimismo, en la vida universitaria es crucial tener la presencia de personas con experiencia que sean capaces de guiar al estudiante en el descubrimiento de sus fortalezas de carácter, que estén permanentemente al tanto de sus avances y resultados y que lo motiven a seguir adelante a pesar de los obstáculos que se puedan llegar a presentar en el camino.

Por último, lo más importante para los padres de familia es preguntarse: “¿Esta universidad en específico preparará a mi hijo para el trabajo y para la vida?”.

La institución debe, en suma, educar al estudiante para ambas facetas, además de acompañarlo en la búsqueda, definición y desarrollo de su propósito de vida y aquello que lo apasiona, al tiempo que lo habilita para competir con éxito en el mercado laboral actual, ya sea emprendiendo su propio negocio o incorporándose a una empresa que esté alineada a sus intereses.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here