Si reprobaste alguna materia y tendrás que pasarla a través de un examen extraordinario ¡no te preocupes! No es el fin del mundo, a veces son una gran cantidad de circunstancias las que envuelven que alguien se lleve una materia a este tipo de exámenes, pero sin duda alguna, se puede lograr pasarlo con éxito. Para esa situación dejamos los siguientes tips.

1. Cambia tu actitud

Seguro pasará por tu mente que haber reprobado es lo peor del mundo, o qué hubiera pasado si hubieras acreditado la materia, que no tendrás tiempo libre en vacaciones, pero, siendo muy realistas, ¿qué es lo que puedes hacer ante esta situación?

X

Lo hecho, hecho está, y lo único que te queda es afrontarla de la forma más inteligente que se pueda, es por eso que en vez de complicarte la existencia, mejor háztela más ligera.

2. Revisa con tiempo los temas para tu examen extraordinario

Una vez que sabes que te enfrentarás a esa prueba, será mejor que comiences a revisar los contenidos; es decir, con la mayor anticipación que puedas. Con eso podrás ir organizando todo el material que tienes pendiente para estudiarlo de forma correcta y sin prisas, pues tratar de aprenderlo todo de un día a otro no es nada recomendable.

3. De ser necesario, pide ayuda

Una vez que hayas detectado cuáles son los temas que más se te dificultan para tu examen extraordinario, entonces, ahora sí, puedes pedir ayuda para que te los explique alguien más. Si, por el contrario, te esfuerzas en comprenderlo por tu cuenta, podrías tardar más de lo esperado, incluso generar una mala experiencia con la materia.

4. ¡Hora del examen!

Al igual que cuando presentes otro tipo de examen, trata de dormir bien, tomar un buen desayuno y estar a tiempo para que así llegues a la escuela sin problema alguno el día de tu examen y lo puedas presentar sin ningún tipo de contratiempo. Antes de hacerlo, lee perfectamente bien las instrucciones, ve revisando cada una de las preguntas y ve contestando en medida de lo que sepas, si hay alguna que desconozcas, no te quedes perdiendo mucho tiempo en ellas, mejor, pasa a la siguiente y al final, regresa a aquellas que no pudiste contestar para ver si leíste mal o ya recordaste de qué se trata.

5. Y si algo sale mal…

Siendo realistas, que no apruebes el examen extraordinario puede ser una opción; sin embargo, lo único que significará es que no le pusiste el suficiente esfuerzo y dedicación que se necesitaba. Simplemente habrá que echarle más ganas.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here