Una computadora es como tu fiel compañera de trabajo, por ello, también necesita de cuidados continuos que le den una larga vida y que te ahorre el tener que adquirir otra. Evita estos 5 errores en el mantenimiento de tu computadora y disfruta de ella por más tiempo:

1.- Uso de productos de limpieza no adecuados

X

Recuerda que productos que contengan alcohol o acetona pueden dañar la capa protectora de la pantalla que, en muchos casos, ayuda a que tus ojos no se dañen por la luz que emite.

Para la limpieza de la pantalla, basta con utilizar un paño seco de microfibra, mientras que para el resto como el teclado puede usarse espuma limpiadora o algún producto de uso variado para el hogar.

2.- Limpiar el polvo solo de manera externa

Sí, como primer paso es limpiar lo que se ve; sin embargo, si no quieres que se dañe el sistema de operación de tu computador, debes limpiar también el polvo acumulado en sitios más difíciles de alcanzar; por ejemplo: las entradas de los ventiladores, las entradas a los puertos USB o algún otro tipo de orificio que dé paso al polvo al interior de tu dispositivo.

¡Ojo! No porque se trate de retirar el polvo significa que puedas recurrir a una aspiradora para deshacerte de esas partículas. Esto no es recomendable, porque puedes sustraer piezas muy pequeñas y vitales.

Sin embargo, sí puedes utilizar algún spray de aire comprimido para limpiar tu máquina; estos suelen venderse en comercios especializados.

3.- Obstruir las ventilas de aire

Básicamente, ¡tu computadora necesita respirar! Es decir, el lugar donde la colocas es muy importante: debe estar en donde tenga buena ventilación para que no se caliente y evite que los circuitos no funcionen adecuadamente.

Si tienes una PC, asegúrate de que las entradas de ventilación no den contra la pared. Si tienes una laptop, no la pongas en la cama, porque las sábanas van a obstruir las entradas de aire.

4.- Conectar tu computadora directamente a la corriente

Al igual que cualquier aparato que requiera de conexión, es recomendable que siempre se utilice un sistema de alimentación ininterrumpida (un regulador o estabilizador). Esto ayudará a protegerlos de los famosos picos de tensión o sobrecargas.

En otras palabras, imagina que en una misma toma de corriente tienes conectados varios dispositivos, lo más probable es que todos requieran y utilicen diferentes niveles de energía. Sin embargo, si hay alguna tormenta eléctrica, o alguno de los aparatos tiene sobrecarga, esto podría dañar todos los dispositivos conectados.

Por otro lado, aunque hay diferentes opiniones sobre si es perjudicial mantenerla computadora prendida las 24 horas o si es peor prenderla y apagarla constantemente, hay un cierto acuerdo en que al menos el monitor y otros componentes externos se benefician de ‘un descanso’.

5.- No hacer limpieza por dentro

¡Sí! Tu computadora también necesita que de vez en cuando le hagas limpieza de todos los archivos basura o temporales que se acumulan por el uso. Los documentos innecesarios y los programas en desuso afectan el desempeño del equipo.

Así que, si tienes programas que no utilizar, es mejor desinstalarlos. Hay programas de antivirus que tienen herramientas que se encarga de esto; sin embargo, es preferible que configures tú mismo para evitar que se borren cosas que no quieres.

En este sentido, es recomendable no utilizar más de un antivirus, pues por un lado, pueden ralentizar considerablemente tu equipo, y por otro lado, se vuelven incompetentes para su principal función, eliminar archivos maliciosos.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here