3 puntos clave para diferenciar entre alegría y felicidad

¿Alegría o felicidad? Aunque parecen lo mismo, no lo es de acuerdo con tres principales diferencias, según especialistas. Habitualmente escuchamos decir que todos buscamos la felicidad, pero suele confundirse con la alegría. Una parte fundamental del desarrollo humano es entender las emociones y las actitudes propias del ser humano. Pero ¿cuál es la diferencia entre alegría

 ·  agosto 1, 2022
3 puntos clave para diferenciar entre alegría y felicidad

¿Alegría o felicidad? Aunque parecen lo mismo, no lo es de acuerdo con tres principales diferencias, según especialistas. Habitualmente escuchamos decir que todos buscamos la felicidad, pero suele confundirse con la alegría. Una parte fundamental del desarrollo humano es entender las emociones y las actitudes propias del ser humano.

Pero ¿cuál es la diferencia entre alegría y felicidad?

Aunque la alegría y la felicidad parecen ser iguales, en realidad sus diferencias son sustanciales.

Y es que, al pensar en estos términos, ambos nos remiten a cuestiones optimistas y positivas, por lo que solemos creer que es lo mismo estar alegres que estar felices.



*

No obstante, son dos cosas diferentes, en un caso podrías estar experimentando un estado y, en otro, una emoción.

1. Emoción y sentimiento

Las emociones y los sentimientos son cosas diferentes. Una emoción es una reacción del cerebro ante un estímulo, ya sea interno o externo. Son un estado transitorio que nos sacude momentáneamente de un estado de ánimo ecuánime.

Por otro lado los sentimientos son el resultado de haber experimentado una emoción. De alguna manera los sentimientos son más racionales, aunque no dejan de fundamentarse en la gama de emociones.

Por ello, la diferencia fundamental entre alegría y la felicidad es que la primera es una emoción y la segunda un sentimiento. En este sentido es sencillo identificar a la alegría como una emoción. Es nuestra respuesta a una situación externa o interna que nos hace sentir bien y que manifestamos con euforia, risas, tranquilidad y una sensación de bienestar. La duración de esta emoción es proporcional a lo que dura el estímulo o el tiempo que pensamos en él.

2. Duración

La alegría y la felicidad tienen diferente duración. Las emociones se convierten en el motor y la materia prima para construir un sentimiento. En nosotros está que ese sentimiento sea positivo y perdurable.

Al mismo tiempo, si hacemos un buen manejo de nuestras emociones y cultivamos la resiliencia y proactividad, esta alegría nos va a ayudar a construir una sensación de felicidad una vez que hayamos comenzado con nuestros estudios o con nuestro nuevo trabajo.

Por eso se dice que una diferencia clave entre alegría y felicidad es la duración de una y otra. La alegría es emoción súbita con una duración de máximo algunas semanas. Mientras que la felicidad puede ser incluso permanente, pues una persona puede mantener una continua sensación de felicidad, aun a pesar de tener malos momentos o situaciones.

3. Expresión

La forma de manifestar la alegría y la felicidad es diferente. Cada persona tiene sus particularidades para manifestar sus estados de ánimo. Por esta razón es que no hay que encasillar la alegría ni a la felicidad.

Por un lado, la alegría es una emoción intensa más enfocada hacia la euforia. Su expresión es espontánea, llega súbitamente con un estímulo externo o interno, se manifiesta cuando algo esperado o de nuestro agrado llega a nuestra vida. La risa y la sonrisa, un volumen de voz un poco más elevado, una expresión corporal relajada y enérgica, una mirada que brilla, una postura de seguridad o también un rostro relajado y pacífico, son expresiones de la alegría.

Por otro lado, las personas felices no siempre se encuentran en este estado eufórico. La felicidad se manifiesta con una personalidad segura, una sonrisa franca, mirando de frente cuando saludan, actitudes y comentarios positivos y un aura de paz y armonía.

 

Facebook Comments Box