Cada vez son más los dispositivos interconectados que impactan en la vida diaria… ¿Qué nos espera en el corto plazo?

Aunque no te hayas percatado, desde hace tiempo tus dispositivos electrónicos se comunican constantemente entre sí, monitoreando rutinas y gustos, datos y transacciones, siempre dispuestos a ofrecerte soluciones para tu día a día.

X

Algunas cosas pueden resultar obvias, pero otras no. La tecnología sigue evolucionando y el Internet de las Cosas (IOT por sus siglas en inglés) cada vez está presente en más dispositivos. Ya no son solo las computadoras, los relojes y los teléfonos celulares. También las lavadoras, las aspiradoras, las cámaras de seguridad de nuestros hogares, los cerrojos de nuestras puertas, juguetes e incluso aparatos médicos que prometen reemplazar algún día órganos humanos.

Y aunque puede escucharse como una historia de ciencia ficción, esto es ya parte de nuestra realidad y va a seguir evolucionando.

Estas son las predicciones de lo que sucederá con el IOT en los siguientes cinco años:

1. 75 mil millones de dispositivos interconectados para el 2025

Según Statista en 2015 eran 15 mil millones de aparatos conectados al internet en el mundo entero. Este número ha crecido exponencialmente y lo seguirá haciendo durante los siguientes años. Cada vez serán más los aparatos que se estarán comunicando entre sí.

2. Las ciudades y los edificios se harán cada vez más ‘inteligentes’

La interconexión de nuestros aparatos hará que los edificios, calles, semáforos, tiendas y casas de las ciudades sean cada vez más eficientes. La data recolectada por millones de dispositivos en tiempo real será utilizada idealmente para hacer las calles y los flujos de personas y vehículos más eficientes. Y aunque aún suena a sueño imposible para los que vivimos atorados en los tráficos de las grandes ciudades, es algo de lo que el IOT ya promete hoy en día.

3. Serán necesarias redes de comunicación cada vez más grandes

La gran cantidad de dispositivos enviando y recibiendo información permanentemente obligará a las compañías de telecomunicaciones a instalar redes de mayor capacidad. Las redes 5G están por convertirse en una realidad masiva y resulta indispensable para la expansión del IOT ofreciendo velocidades pico cercanas a los 10 Gbps.

4. Industrias con cadenas de producción mucho más eficientes

El IOT tendrá un impacto directo en la manera en que funcionan nuestras fábricas. Cada vez serán más las máquinas interconectadas en las plantas de producción, logrando procesos cada vez más eficientes. Además, el monitoreo permanente del desempeño de cada una de las partes de la maquinaria promete erradicar las interrupciones en la producción por descompostura.

5. Hacia la salud predictiva

Nuestros dispositivos serán cada vez mayores aliados en el monitoreo de nuestra salud. La constante medición del buen funcionamiento de nuestros órganos promete disminuir padecimientos que parecen repentinos, pero que en realidad pueden tener años gestándose dentro de nuestro cuerpo.

6. Mayores riesgos de seguridad

Pero la incorporación del IOT en nuestras vidas de manera masiva implica también riesgos y retos. El que haya dispositivos interconectados abre las puertas a posibles robos de datos que podrían ser cada vez más sensibles, más personales. La evolución de este tipo de tecnología nos obligará a revisar con más cuidado la manera en que nos conectamos, interactuamos, pensamos y nos comunicamos.

El Internet de las Cosas cambiará la forma en la que nos comunicamos, trabajamos y vivimos. Significa una nueva era en la manera en la que interactuamos con el mundo digital. ¿Estaremos listos para ella? 

Fuente: Universidad Anáhuac


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here