Internet de las cosas (o IoT, por sus siglas en inglés), es un concepto que está dando mucho de qué hablar, debido a que representa una de las grandes promesas para los próximos años en cuanto a tecnología. Pero, ¿qué es y cuál es su alcance en la educación? Aquí te decimos algunas posibilidades.

¿Qué es el internet de las cosas?

Al hablar del internet de las cosas nos referimos a los cientos de miles de dispositivos que, hasta ahora, funcionaban de modo autónomo y que, gracias a la posibilidad de conectarse a Internet han comenzado a adquirir nuevas funcionalidades.

X

¿Has visto o has oído hablar del “hogar inteligente”, donde prácticamente controlas todos los electrodomésticos desde tu celular? Pues bueno, esto es un ejemplo claro del alcance del internet de las cosas.

Así, han nacido lavadoras inteligentes, que permiten descargar nuevos ciclos de lavado desde Internet, y aplicarlos a una tanda de ropa directamente desde un Smartphone, o termostatos inteligentes como NEST, que permiten que el usuario regule a distancia la temperatura de su hogar, y muchos otros.

Sin embargo, cuando hablamos de tecnología aplicada a la educación, pensamos en las grandes innovaciones que algunas escuelas y estudiantes han comenzado a adoptar. Por ejemplo:

  • plataformas de educación en línea
  • sistemas de aprendizaje adaptativo: ejercicios que se adaptan al ritmo de los estudiantes y los ayudan a mejorar su comprensión de los temas
  • incorporación de dispositivos en el salón de clase: computadoras, tabletas y smartphones
  • innovaciones potencialmente revolucionarias como la realidad virtual

No obstante, el alcance del internet de las cosas es mayor del que imaginamos. Estos son algunos ejemplos:

  • Medicina: es posible conectar y extraer datos vinculados con la salud, los hábitos, y el estilo de vida millones de dispositivos utilizados por millones de personas. Esto permite detectar patrones vinculados a ciertas condiciones y enfermedades para, así, poder detectarlas más velozmente.
  • Transporte: al comenzar a conectar a miles de automóviles autónomos
  • Seguridad: objetos como los chalecos salvavidas colocados en los aviones pueden cuentar con chips que transmiten su ubicación por una red móvil de baja frecuencia una vez que son activados, permitiendo la inmediata localización de los sobrevivientes de un accidente.

Ahora bien, en el ámbito educativo desde luego no es la excepción y ya ha comenzado a tener un impacto significativo. ¿Cuáles han sido hasta ahora sus alcances?

  • Asistencia a la tarea docente: cada vez más dispositivos, están ayudando a los docentes a alivianar algunas de las tareas más tediosas vinculadas con su actividad. Los dispositivos que corrigen ejercicios y exámenes de manera automática.
    • Resultado de imagen para clickersLos “clickers”: son pequeños dispositivos, similares a un control remoto, que permiten que los estudiantes participen en tiempo real con ejercicios propuestos por los docentes respondiendo a distintas preguntas mediante una botonera. Las respuestas son enviadas a un panel de control en la computadora del profesor, y así, evaluar si la clase está entiendo un determinado tópico.
    • Resultado de imagen para lapiceras inteligentesBolígrafos inteligentes: guardan un registro de todo lo escrito con ellas, lo que permite que tanto los docentes como los alumnos guarden un documento digital de todo el trabajo realizado en clase, o puedan registrar, por ejemplo, los ejercicios durante un examen en un archivo en la nube.

 

    • Drones: Algunas escuelas ya están usando estas herramientas para llevar adelante proyectos en los que los estudiantes aprenden de geografía, cartografía y urbanismo, observando el entorno urbano desde el cielo a través de drones que manejan ellos mismos.

No cabe duda de que el Internet de las Cosas tiene un profundo potencial transformador. Son varios los ámbitos en los que se podría aplicar, incluso, es posible imaginar varios de ellos a corto plazo.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here