A partir de septiembre el menú de la Universidad Goldsmiths de Londres le dirá adiós a las hamburguesas y pastas a la boloñesa y en general a cualquier platillo que contenga esta proteína animal como medida para combatir el cambio climático, tal y como lo sugirió la semana pasada el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC).

El informe del IPCC —organismo creado en 1988— aconsejó la modificación urgente de los hábitos de consumo y producción alimentaria para luchar contra el cambio climático.

X

La res, el cordero y la producción de leche son responsables de cerca del 58 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la agricultura en Reino Unido, según información de la Comisión de Cambio Climático del Gobierno.

En un comunicado la institución educativa, que sigue el ejemplo de otras universidades británicas como Cambridge, explicó que esta prohibición responde a la certeza de que la cría de bovinos ocasiona un inmenso consumo de agua así como deforestación.

El centro de estudios espera convertirse en carbono neutral para 2025, y dicha prohibición — que aplicará para comedores y cafeterías dentro de los dominios de la universidad— es una de las medidas.

Asimismo, aplicará una multa que equivale a unos 10 centavos de euro sobre el uso de botella de plástico y de vasos no reutilizables.

La directora de Goldsmiths, Frances Corner, dijo que es imposible ignorar los llamados para que las organizaciones tomen en serios sus responsabilidades para detener el cambio climático.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here