El mexicano pasa, en promedio, cinco horas diarias en el tráfico, lo que ocasiona que llegue a su trabajo de muy mal humor… ¿Cómo paliar esta situación?

El tiempo que los mexicanos invierten para llegar a su trabajo ha ido en aumento de forma drástica; diversos factores han detonado esta situación y los efectos negativos en la salud, así como en la productividad laboral de los trabajadores cada vez son más notorios.

X

De acuerdo al Reporte Nacional de Movilidad Urbana en México realizado por el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), los habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México pierden —en promedio— más de cinco horas en ir y regresar de oriente a poniente o de norte a sur.

Este desplazamiento se ha convertido en una situación alarmante que debe atenderse, ya que miles de mexicanos a diario pierden largo tiempo en el tráfico.

Debido a esta problemática, es lógico que después de gastar energía y horas en trayectos, los colaboradores lleguen a su lugar de trabajo fastidiados y con poca energía para realizar sus actividades, lo cual se ve reflejado en una baja productividad laboral.

“Infinidad de directivos piensan que la mejor solución es no contratar a personas que vivan lejos de los lugares de trabajo, pero lo cierto es que esto no soluciona el problema” explica María Hernando, especialista en wellness corporativo y directora ejecutiva de Núad SPAmóvil, empresa especializada en el mejoramiento del clima organizacional.

Las grandes empresas han implementado el servicio de transportación en autobuses privados a sus empleados para brindarles mayor seguridad y reducir sus niveles de estrés; a esta medida se suma el famoso home office, una opción para diversas organizaciones, pero ¿qué ocurre con las empresas que necesitan que sus colaboradores acudan a los centros de trabajo y no cuentan con tantos ingresos para disminuir esta problemática? ¿Tienen alguna alternativa para ayudar a sus equipos de trabajo?

La respuesta a esta pregunta es sí y una alternativa de bajo costo y efectiva para aminorar los efectos del estrés derivados de los extensos tiempos de traslado., son las pausas activas.

Las pausas activas son sesiones realizadas por especialistas en fisioterapia, pilates terapéuticos y rehabilitación muscular, en donde los colaboradores realizan movimientos y estiramientos isotónicos en varias áreas del cuerpo con una duración de 10 minutos, los cuales se aplican en algún momento de la jornada laboral y sirven como activación de energía, disminución de estrés y relajación de la mente, lo cual ayuda de forma contundente a aumentar la productividad de los trabajadores” explica Hernando.

Y aunque para algunos las pausas activas pueden verse tan solo como un descanso que no aporta nada al desempeño de los trabajadores y, al contrario, les quita tiempo para terminar sus laborales, la realidad es que no es así.

Un estudio dirigido por la neurocientífica Mary Helen Immordino-Yang y colegas de la Universidad del Sur de California y del Instituto Tecnológico de Massachusetts demostró que nuestros cerebros no están inactivos cuando nos tomamos descansos o una pausa, al contrario, trabajan duro para procesar los recuerdos y nos ayudan a comprender lo que experimentamos.

Los descansos o pausas mantienen a nuestros cerebros saludables y desempeñan un papel clave en las habilidades cognitivas, como la comprensión de lectura y el pensamiento divergente (la capacidad de generar y dar sentido a ideas novedosas).

Por ello, es necesario que las empresas y sus directivos empiecen a comprender que el descanso no es sinónimo de ociosidad y que realizar pausas activas puede ser la llave para mejorar el rendimiento de los trabajadores.

Hoy en día, la satisfacción y el cuidado de la salud de los trabajadores es un reto crucial para las organizaciones. Tanto los directivos como el área de Recursos Humanos deben brindar soluciones a las problemáticas laborales más comunes y fomentar una cultura organizacional basada en un ambiente agradable en el que los empleados estén relajados y concentrados y, por ende, aumenten los niveles de productividad.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here