La era digital ha traído muchos beneficios con los que nunca hubiéramos soñado algunas décadas atrás, pero también ha traído una serie de problemas con los que tenemos que lidiar a diario. Todos corremos el riesgo de desarrollar malos hábitos en nuestra forma de relacionarnos con la tecnología, y la adicción a ella es algo muy real.

Si te urge combatir su presencia excesiva en tu vida, sigue estos pasos y, poco a poco, aprenderás a hacer un detox digital que te ayudará a estar más conectado con todo lo que te rodea.

X

1. Solo aplicaciones necesarias

Para lograr esto, pregúntate: ¿cuántas aplicaciones tengo en mi teléfono que realmente necesito y uso regularmente? Por lo general, solo son unas cuantas. Sin embargo, muchos tenemos nuestros teléfonos repletos de apps que casi nunca usamos y no usaremos en el futuro cercano.

Elimina las aplicaciones innecesarias: ahorrarás espacio, mejorarás el rendimiento de tu teléfono y tendrás menos distracciones.

2. Limita el tiempo frente a la pantalla

Durante el día, limita el tiempo que pasas frente a la pantalla. Si no puedes pasar horas y horas lejos de tu teléfono porque lo necesitas para tu trabajo o por alguna razón similar, recuerda al menos dejarlo cada 10 minutos y concéntrate en otra cosa.

Esos pequeños chequeos al celular suman considerablemente a lo largo del día. Si los limitas, incluso podrías terminar teniendo más tiempo libre para disfrutar de más actividades fuera de línea como cocinar, leer o caminar.

3. ¡Libre del teléfono!

Si tienes un problema para alejarte de la pantalla, entonces necesitas establecer algunos límites estrictos. Una buena idea es comenzar con una regla realista, como apagar el teléfono después de cierta hora de la noche y no volver a encenderlo hasta después del desayuno en la mañana. Poco a poco, pasar tiempo lejos del teléfono se hará más y más fácil.

4. Selección de notificaciones

Las notificaciones pueden interrumpir tu concentración e incluso limitar tu productividad. Limita la posibilidad de que esto suceda ingresando a la configuración y desactivando las notificaciones de cosas innecesarias, como redes sociales y correos electrónicos no deseados.

5. Menos brillo de pantalla

No es necesario tener la pantalla al nivel máximo de brillo todo el tiempo. Reduce el brillo de la pantalla de tu teléfono y computadora al nivel más bajo siempre que sea posible, o activa la configuración que lo controla de manera automática. Además de proteger tus ojos, mejorarás el rendimiento de la batería.

6. “No eres tú, soy yo” Aléjate del teléfono al dormir

Los teléfonos celulares emiten radiación electromagnéticas cuando están encendidos. Por lo tanto, dormir con el teléfono al lado, especialmente cerca de la cabeza, te expondrá durante toda la noche.

Activa el “modo avión”, apaga el dispositivo, o simplemente mantenlo fuera de la habitación por completo para protegerte.

7. Disminuye la exposición de la luz azul

Todo el tiempo que pasamos mirando las pantallas puede causar un cansancio ocular grave, y la exposición a largo plazo a la luz azul podría incluso provocar daños en las células de la retina y provocar problemas de vista.

Existen lentes con filtros de luz azul para proteger tus ojos cuando usas la pantalla. Esta puede ser una alternativa que quieras explorar. Por otro lado, algunos dispositivos tienen la opción de eliminar los tonos de luz azul.

Si bien es posible que te cueste acostumbrarte a los tonos más cálidos, es una solución perfecta para aquellos que no están interesados ​​en la idea de las gafas con filtro de luz azul.

 

 

Con información de: Green Queen


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here