Incluso un par de jeans a bajo costo pueden parecer 10 veces más costosos.

1. Elige la cantidad adecuada de elástico

Mucho elástico resultará en jeans flojos y caídos, una tela más pesada tiene mayor duración. Busca jeans que sean 98% algodón y 2 por ciento elastano.

X

Busca que en la etiqueta diga Spandex o Lycra, para poder usarlos sin problema y sin que luzcan mal.

2. Evita los embellecedores

Apégate al típico hilo sobre las bolsas traseras. Las gemas y los diseños locos pueden verse vulgares, una decoración mas sobria se verá mejor y tendrá una mejor duración.

3. Elígelo adecuadamente

Un color oscuro o índigo, luce mejor que los deslavados. Aléjate de los deslavados y con líneas más claras, ya que esto los hace parecer baratos.

4. No rotos

Las partes rotas pueden lucir intencionales y muy bien en los jeans de diseñador, pero este detalle hace ver los jeans baratos.

Encuentra un buen par para una apariencia más sofisticada.

5. Usa el corte que mejor te quede

Si los jeans se ven sueltos por detrás o en el frente, te estarás condenando a unos jeans que no te quedan bien.

La longitud es tan importante como la talla de la cintura, los jeans muy largos se amontonarán abajo, creando formas extrañas.

6. Ve con el sastre

Llevar tus jeans al sastre para ajustarlos a tu medida puede darle una mordida a tu cartera, pero por una cantidad menor que la de un par de jeans de diseñador puedes hacer que te queden como guantes.

Ajustar el tiro puede ser complicado, pero acortar las piernas o la cintura es fácil. Puedes pedir también que reduzcan el ancho de las piernas.

7. Prueba pantalones vaqueros

Elaborados de mezclilla, pero con un diseño profesional, los pantalones vaqueros pueden derrotar a tus favoritos actuales.

Incluso unos baratos pueden parecer de vestir, y el estilo es universalmente halagador.

8. No los laves demasiado

Lávalos lo menos seguido que puedas, entre mejor conserven su forma y color original, mejor, no los laves a menos que estén manchados, con algún olor o flojos.

La mezclilla barata tiende a deslavarse, voltéala al revés antes de ponerla en la lavadora y ponla con agua fría. Deja que se sequen al aire libre, para que no se

arruguen en la secadora, ponlos en el baño mientras te bañas, para que el vapor los mantenga frescos entre lavadas.

9. Usa cinturón

Aunque no tengan la forma perfecta, puedes ajustarlos con un cinturón. Elige uno simple de piel para pulir tu look.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here