Pareciera sencilla la labor de postularse para un empleo; sin embargo, a la hora de solicitarlo, tú mismo puedes ser quien promueva tu candidatura simplemente con pequeños grandes detalles como lo es presentar un buen currículum vitae (CV).

Y es que, efectivamente, el CV es el medio por el cual darás una primera impresión sobre ti y es fundamental que aproveches esa oportunidad, pues tal vez no haya una segunda ocasión. Recuerda que el principal objetivo del CV es obtener una entrevista con tu posible contratante y “convencerlo” de que eres la mejor opción.

X

Por ello, he aquí una lista de los errores que debes evitar al hacer tu CV, o que debes corregir inmediatamente en el actual.

  1. Faltas de ortografía, errores gramaticales o erratas

Si en tu CV abundan este tipo de errores, puede causar varias impresiones de tu persona: escasa formación académica, descuido, o desinterés.

Es cierto que puede ocurrir que se te escape algún desacierto, por eso es recomendable que antes de enviarlo te des tiempo de revisarlo con mucha atención e, incluso, pedir ayuda extra a alguien de tu confianza para que lo lea, pues quizá note algo que tú no.

  1. Deshonestidad o información falsa

Aunque se vea muy bonito incluir más de lo que realmente sabemos, esto es contraproducente, pues si exagera en estos rubros, muy posiblemente querrán comprobarlo y quedarás en evidencia. Es preferible ser honesto y, en todo caso, hacer hincapié en tus ganas de adquirir mayor experiencia.

  1. Diseño o formato inadecuado

Aunque el empleo que deseas solicitar sea relacionado al diseño, es vital que no exageres con la creatividad a la hora de elegir tipo de letra o el formato. La mayoría de los reclutadores se inclinan por ver los CV que presentan la información de sus aspirantes de una manera clara, sencilla, concisa y “limpia”, es decir, sin imágenes o colores que no aporten al objetivo.

  1. Omitir habilidades y experiencias

Tus habilidades y experiencia quizá sea la información más relevante del CV, por lo que no olvides todo cuanto puedas decir sobre ello, sin caer la exageración o experiencias que quizá no sean adecuadas para el tipo de empleo para el que te postulas.

  1. Información innecesaria

Detalles como lo que no sabes hacer o incluir experiencias laborales que poco o nada tienen que ver con el empleo solicitado resultan irrelevantes. No hay que caer en el error de pensar que entre más lleno se vea el currículum más posibilidades habrá de quedarse con el trabajo. Si tu experiencia aún es poca, es preferible que destaques otros puntos, como desempeñabas tu función y tu disposición de seguir aprendiendo.

  1. Expectativas de sueldo

Desde luego es un punto muy importante para quien pide trabajo; sin embargo, la intención de un currículum es la de mostrar tu experiencia profesional y habilidades, por lo que es mejor que el tema del salario se trate durante la entrevista.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here