Nada como lograr tener un descanso reparador, pues las diversas actividades a las que nos sometemos día a día generan un impacto en nuestro cuerpo y personalidad. Pero ¿cómo tener un sueño profundo y reparador?

Un Día Mundial del Sueño

Debido a estas preocupaciones, surge el Día Mundial del Sueño, una celebración anual promovida por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño (en inglés WASM: World Association of Sleep Medicine) con el fin de tratar temas relacionados con los trastornos del sueño. Se celebra cada viernes anterior a equinoccio de marzo, o el tercer viernes de marzo.

X

Y es que, lograr un sueño reparador se traduce, de acuerdo con diversos estudios, en una mejor calidad de vida. Incluso, un estudio de la Universidad de California (UC) Berkeley revela que, pese a que los seres humanos estamos catalogados como una especie social, la falta de sueño puede transformarnos en personas antisociales.

¿Qué puede ocurrir si hay alteraciones del sueño?

Si no podemos disfrutar de un sueño de calidad, lo más probable es que nuestro cuerpo comience a experimentar una serie de cambios y alteraciones, como por ejemplo, trastornos en el sistema nervioso, endocrino e inmunológico, que conllevarán a otras complicaciones más graves y que están asociadas a las llamadas enfermedades degenerativas.

Sencillos consejos para lograr un sueño reparador

  • Identifica si es necesario el apoyo de un especialista. Los trastornos del sueño, aunque muchas personas piensen lo contrario, pueden prevenirse e incluso tratarse, sin embargo un alto porcentaje de los afectados, no buscan ayuda. En estos casos, lo más recomendable, es ponerse en manos de un especialista.
  • Establece tu propio horario y trata de cumplirlo de forma regular. Un sueño de calidad está determinado por la cantidad de horas adecuadas que una persona dedique al descanso. Esto le brindará la fuerza y la energía necesaria para que su salud no se vea afectada.
  • Cero interrupciones. Es importante que el sueño sea profundo e ininterrumpido, para que sea realmente reparador.
  • Busca estar en comodidad. Trata de usar ropa cómoda y fresca y asegúrate de que la habitación tenga una temperatura agradable.
  • Siestas controladas. Si acostumbras tomar una siesta durante el día, evita que sea muy larga.
  • No ejercicio previo. Evita comer o hacer ejercicios unas horas antes de irte a dormir.
  • Evitar ciertos alimentos antes de dormir. Evita la ingesta de bebidas como el café, el té, chocolate o alcohol, al menos 6 horas antes de ir a descansar.

Ver la falta de sueño como un problema de salud y una epidemia global, puede ayudar a buscar salidas satisfactorias con programas de investigación y así minimizar los daños y consecuencias de este mal para toda la sociedad.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here