¿Solías ser el alma de la fiesta y ahora detestas convivir con la gente? De acuerdo con un estudio de la Universidad de California (UC) Berkeley esto podría deberse a que no estás durmiendo lo suficiente.

El profesor de psicología y neurociencia de la UC de Berkeley, Matthew Walker afirma que, pese a que los seres humanos estamos catalogados como una especie social, la falta de sueño puede transformarnos en personas antisociales.

X

Por si fuera poco, y como complemento de lo anterior, entre menor sea la interacción social, lucirán menos atractivos para el resto de las personas.

“Entre menos horas usted duerme, menos quiere usted interactuar socialmente y eso hará que otras personas lo perciban como menos atractivo desde el punto de vista social”, señaló el experto.

El estudio que lo demuestra

Los investigadores liderados por el especialista Matthew Walker monitorearon un grupo de 18 adultos jóvenes al que dividieron en dos grupos. El primer grupo fue privado del sueño; mientras que el otro grupo durmió entre 7 y 9 horas.

En una segunda etapa, a todos se les presentó un video en que se les mostraba, de forma simulada, a personas acercándose hacia ellos. Se les pidió que pausaran el video cuando consideraran que la persona de la grabación se encontraba demasiado cerca; es decir, tenían que señalar el límite de distancia que permitirían con esa persona.

Los resultados sorprenden en tanto que las personas que no durmieron mostraron mantener mayor lejanía de los individuos del vídeo que los que durmieron de forma normal. Y es que los alejaron entre un 18 y 60% más.

La atracción social y el sano desarrollo dentro del grupo de personas que no durmió también se vio afectado, ya que lucían cansadas, malhumoradas y distantes, lo cual hizo que el resto del grupo los percibiera como “poco atractivos”.

“[M]antener estas malas costumbres (dormir poco) podría causar una alteración en nuestro ánimo y comportamiento de forma irreversible”, advierte Walkner.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here