Stan Lee, es la persona que ayudó a crear a algunos de los superhéroes más famosos de Marvel Comics, falleció el día de ayer a los 95 años.

Según los reportes, Lee murió este lunes 12 de noviembre en el hospital Cedars-Sinai Medical Center de Los Ángeles. No se ha confirmado el motivo de su muerte, pero las reacciones y comentarios en redes sociales de gente que lo conocía o admiraba no se hicieron esperar.

Desde el mismísimo Capitán América (Chris Evans) hasta Deadpool (Ryan Reynolds), pasando por Jamie Lee Curtis hasta Evangeline Lilly, Rosario Dawson y Angela Bassett, entre muchísimos otros.

No creó a todos los superhéroes de Marvel, ni inventó a las primeras estrellas de los cómics -Superman y Batman-, pero nadie puede disputarle a Stan Lee ser el autor más famoso y el rostro más reconocible de las historietas.

La salud de Lee fue precaria durante todo 2018, con mejoras y recaídas constantes. El 2 de febrero pasado el autor había sido ingresado al hospital por una fuerte neumonía, que le habría provocado arritmia y una falla respiratoria.

Su nombre real era Stanley Martin Lieber y nació en el seno de una familia judía de origen rumano el 28 de diciembre de 1922 en Nueva York. De joven desempeñó todo tipo de oficios hasta que empezó a trabajar en la empresa Timely Comics, en 1939, editorial que evolucionaría hasta convertirse en Marvel Comics.

Su debut en las historietas fue escribiendo diálogos para algunos ejemplares de Captain America, en 1941, en los que empezó a usar el nombre de Stan Lee. El primer superhéroe que inventó se llamó Destroyer y apareció en la historieta Mystic Comics #6 (agosto de 1941).

Pero el genio de Stan Lee no se manifestó hasta finales de los años 50, cuando introdujo un concepto que fue revolucionario en el mundo del cómic: el de la “humanidad defectuosa”. Hasta entonces los superhéroes eran perfectos, sin problemas o defectos.

Introdujo en sus personajes rasgos humanos como la ira, la melancolía o la vanidad. Los héroes de Lee también tenían problemas cotidianos: debían pagar las facturas o sufrían de desamor.

Creó superhéroes en sintonía con la cambiante sociedad de los años 60, marcada por el movimiento hippie, las protestas contra la guerra de Vietnam, las drogas y la revolución sexual.

Lee no trabajó solo, pues su sistema solía ser colaborativo, y ayudaba a dar rienda suelta a la creatividad de los artistas. Junto con el legendario Jack Kirby, concibió a los Fantastic Four, grupo que se convirtió en el gran éxito de ventas de Marvel Comics a inicio de los años 60.

Nuevamente, junto con Kirby, Lee co-creó los siguientes superhéroes: Hulk, Thor, Iron Man y los X-Men; con Bill Everett, concibió Daredevil; en colaboración con Steve Ditko, Doctor Strange y Spider-Man, considerado el personaje más exitoso de la editorial Marvel Comics.

Con toda esta amplia gama de superhéroes, Lee y Kirby gestarían un grupo que los reuniría a todos: los Avengers, para el que rescataron a algunos personajes de las historietas de los años 40, como Captain America.

Lee se convirtió eventualmente en la imagen de Marvel Comics, erigiéndose en una figura recurrente en convenciones de fanáticos de las historietas. Fue pionero de la distribución de cómics en Internet, con la creación de Stan Lee Media, en 1998.

Pero quizás la mayoría recuerde su rostro por sus breves apariciones en todas las películas de superhéroes de Marvel. También apareció como invitado en episodios de The Simpsons y The Big Bang Theory, entre otros.

Stan Lee estuvo casado por casi 70 años con Joan Clayton Boocock, desde el 5 de diciembre de 1947 hasta el fallecimiento de ella el 17 de julio de 2017.

El matrimonio tuvo dos hijas: Jan, quien murió a los tres días de nacida, en 1953; y Joan Celia, conocida como J.C., nacida en 1950 y única sobreviviente del legendario editor de las gafas oscuras.

Fuente: CNET

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here