Un adolescente en Bristol, Inglaterra que fue perdiendo la visión después de comer durante varios años papas fritas y un poco de pan.

Según la cadena BBC, el adolescente asistió desde los 14 años al médico debido a que tenía síntomas de cansancio. Desde entonces se le encontró que tenía deficiencia de vitamina B12 y lo trataron, pero él no continuó con una dieta balanceada que le ayudara a compensar los daños que su cuerpo ya sentía.

X

Tres años más tarde regresó al hospital a que lo atendieran por una pérdida progresiva de la vista, informa el sitio Annals of Internal Medicine.

La dieta que el adolescente tuvo durante años fue de básicamente papas fritas y pan blanco, pero nunca comía frutas o verduras porque no le gustaban.

Con esto, volvieron encontrar bajos niveles de vitaminas B12 y otras vitaminas esenciales.

La Dra. Atan, que fue quien lo atendió en el hospital de Bristol Eye mencionó: “Explicó esto como una aversión a ciertas texturas de alimentos que realmente no podía tolerar, por lo que las papas fritas eran realmente los únicos tipos de alimentos que quería y sentía que podía comer”.

El estado físico del adolescente era inusual para un chico de su edad, ya que estaba desnutrido, había perdido minerales en sus huesos y encima fue diagnosticado con ceguera.

“Tenía puntos ciegos justo en el medio de su visión, eso significa que no puede conducir y le resultaría muy difícil leer, ver televisión o distinguir rostros” dijo la Dra. Atan.

Ahora el chico de 17 años debe cambiar sus hábitos alimenticios y no sólo eso, ya no podrá realizar las actividades que podía hacer antes debido a su ceguera.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here