El informe de la Plataforma Intergubernamental de Ciencia y Política sobre Biodiversidad y Servicios del Ecosistema (IPBES), presentado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), advirtió que un millón de especies de animales y plantas está en peligro de extinción y es probable que se produzcan graves impactos en las personas en todo el mundo.

“La salud de los ecosistemas de los que nosotros y todas las demás especies dependemos se está deteriorando más rápidamente que nunca. Estamos erosionando los cimientos de nuestras economías, medios de vida, seguridad alimentaria, salud y calidad de vida en todo el mundo”, apuntó el presidente de IPBES, Robert Watson.

X

El informe señala que los cinco “impulsores directos del cambio en la naturaleza con los mayores impactos globales relativos hasta el momento son, cambios en el uso de la tierra y el mar; explotación directa de organismos; cambio climático; contaminación y especies exóticas invasoras”.

El informe apunta que la abundancia promedio de especies nativas en la mayoría de los principales hábitats terrestres ha disminuido en al menos un 20 por ciento, en su mayoría desde 1900. Más del 40 por ciento de las especies de anfibios, casi el 33 por ciento de los corales re-formadores y más de un tercio de todos los mamíferos marinos están amenazados.

  • Las especies de insectos es amenazada en 10%
  • Al menos 680 especies de vertebrados fueron llevadas a la extinción desde el siglo XVI
  • Más del 9.0 por ciento de todas las razas domesticadas de mamíferos utilizados para la alimentación y la agricultura se extinguieron en 2016, con al menos mil razas más amenazadas.

Los expertos realizaron una revisión de unas 15 mil fuentes científicas y gubernamentales, además por primera vez contó con el conocimiento indígena y local, en particular sobre temas relevantes para los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Tres cuartas partes del medio ambiente terrestre y alrededor del 66 por ciento del medio ambiente marino han sido alteradas por las acciones humanas. En promedio, estas tendencias han sido menos severas o evitadas en áreas mantenidas o administradas por pueblos indígenas y comunidades locales.

El valor de la producción agrícola aumentó en casi 300 por ciento desde 1970, la extracción de madera en bruto aumentó un 45 por ciento y cada año se extraen en todo el mundo aproximadamente 60 mil millones de toneladas de recursos renovables y no renovables, casi el doble desde 1980.

El informe menciona que entre 100 y 300 millones de personas tienen un mayor riesgo de inundaciones y huracanes debido a la pérdida de hábitats costeros y protección, consideró el informe.

La contaminación plástica se multiplicó por 10 desde 1980, 300-400 millones de toneladas de metales pesados, solventes, lodos tóxicos y otros desechos de instalaciones industriales se descargan anualmente en las aguas del mundo.

El informe de IPBES consideró que “los objetivos globales para conservar y usar la naturaleza de manera sostenible y lograr la sostenibilidad no pueden alcanzarse con las trayectorias actuales y los objetivos para 2030”.

Fuente: Notimex


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here