Consiente a tu cerebro brindándole los nutrientes necesarios y evita que se deterio­ren las interconexiones neuronales. Así que, será mejor que empieces a ingerir alimentos con nutrientes que ayuden a fortalecer tu cerebro. ¿Quieres saber cuáles son?

Y es que, si las neuronas no establecen conexiones y no se utilizan, se van atrofiando; podrías perderlas y notar que aparecen de­ficiencias en funciones como la memoria y la capacidad de juicio, además de un deterioro en las actividades que realizas diariamente, como dormir, levantarte, ir a trabajar, etc., según señala la doctora María Luisa Pheres Sayún.

X

Por eso, aquí te decimos qué nutrientes debes tratar de consumir con mayor frecuencia y en qué alimentos los puedes encontrar. Por supuesto, esto se trata de solo un primer paso  pues existen también actividades para mejorar la salud de tu cerebro.

Cinc

Es necesario para el desarrollo del sistema nervioso y favorece la memoria. Por sus propiedades antienvejecimiento, tiene un papel importante en el metabolismo cerebral.

Fuentes: yema de huevo, carnes rojas, levadura de cerveza, setas, nueces, algas, cereales integrales, garbanzos, frijoles, habas.

Colina

Se trata de un compuesto químico similar a las vita­minas del grupo B, aunque no se considera una de ellas. Según algunas investigaciones, puede ayudar a prevenir la pérdida de memoria relacionada con el envejecimiento.

Fuentes: huevos, carne, nueces, hígado, coliflor, almendras, crema de cacahuate.

Fenilalanina

Es “un aminoácido importante que al ingerirse se convierte en neurotransmisores que ayudan a mantener el estado de alerta y controlar la ansiedad”, explica la nutrióloga María Villalón.

Fuentes: huevo, leche, queso, espárragos, garbanzos, lentejas, cacahuates, almendras, soya, carne, pollo, pescado.

Hierro

Es esencial para la oxigenación de la sangre y los tejidos, y facilita el trabajo intelectual.

Fuentes: legumbres (frijoles, lentejas), huevos, carne roja, cereales fortificados, aves.

L-glutamina

Es un aminoácido esencial. “En el cerebro ayuda a tener un mejor humor y concentración”, explica María Villalón.

Fuentes: proteínas de origen animal, semillas, pescados, lácteos, huevos, legumbres.

Magnesio

Se necesita para la producción de energía en el cerebro.

Fuentes: vegetales de hoja verde, plátanos, almendras, aguacate, arroz integral, frijoles, soya, tofu, germen de trigo, levadura de cerveza.

Proteínas animales

Contienen los aminoácidos necesarios para la formación de los neurotransmisores que ayudan a la comunicación del cerebro con otras partes del cuerpo.

Fuentes: pescados como sardinas y salmón, carne, pollo, lácteos, yema de huevo.

Triptófano

Es un aminoácido esencial, es decir, un compuesto de las proteí­nas que a través de complejos ciclos metabólicos se convierte en serotonina, neurotransmisor que favorece el buen humor y el sueño.

Fuentes: huevos, lácteos, pescados, carne, crustáceos, plátanos, jitomates, hongos, legumbres.

Vitamina E

Previene el deterioro de las membranas neuro­nales y mejora la actividad de las neuronas.

Fuentes: vegetales (maíz, girasol, cártamo), aguacate, nueces, semillas de girasol, cacahuates, vegetales de hoja verde (espinacas, brócoli), cereales para el desayuno.

Vitamina C

“Tiene un papel importante en la síntesis de norepinefrina, un neurotransmisor cuya deficiencia afecta el estado de ánimo y puede provocar depresión”, explica la nutrióloga Villalón.

Fuentes: cítricos como naranja, limón y toronja; fresas, guayabas, papaya, piña, kiwi, melón, brócoli, pimientos, jitomates, espinacas, papas.

Vitaminas del complejo BÇ

Son muy importantes para la for­mación de la vaina de mielina, un recubrimiento que protege las células del sistema nervioso y permite la transmisión de los impulsos nerviosos. Contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso, por lo que la deficiencia de cualquiera de las vitaminas del complejo B puede conducir a una sensación de estrés, ansiedad y depresión.

Fuentes: vegetales de hoja verde, hígado, carnes rojas, cereales integrales, huevos, leche, pescado, soya, queso, legumbres.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here