Psicólogos, sociólogos y psicoanalistas han tratado de entender la conducta humana respecto al enamoramiento, el amor, el desamor o la atracción.

Algunos especialistas han sugerido que el amor es un fenómeno cultural que surge en parte debido a presiones y expectativas sociales.

X

¿Cuál es la diferencia entre enamoramiento y amor?

Estos dos términos suelen confundirse y muchos creen que son sinónimos, pero no es así. La psicoanalista Adriana Loyola Meléndez explica las diferencias y el significado correcto de cada concepto.

El enamoramiento es un estado de felicidad instantánea, pasional, desbordante, incontenible e irracional que nos conecta con una sensación de profunda plenitud.

Freud decía que es un estado psicótico de la personalidad, y tenía razón: no hay nada más parecido a un loco que un enamorado.

Esa persona no está viendo la realidad, sino que idealiza. No ve al otro en su totalidad, sino que el otro es una pantalla donde proyecta sus aspectos idealizados, comenta Loyola.

Ahora nos surge una duda: ¿Dónde queda el amor?

Antes de continuar debemos decir que el enamoramiento es insostenible en el tiempo. Que puede durar horas, días e, incluso, meses.

Y tal vez al pasar esa etapa es cuando comenzamos a amar, cuando conocemos realmente lo que es el amor, cuando comenzamos a notar detalles que no nos gustan de nuestra pareja y nos encontramos con pequeñas desilusiones que dan paso a una aceptación o definitivamente a un adiós.

Amor es aceptar a la pareja con defectos y virtudes, y a partir de ese momento empezar a construir una relación y reemplazar el enamoramiento, aunque también se puede amar y volver a enamorarse de la misma persona.

¿Qué es amor y cuál es la diferencia con el enamoramiento?

El amor es el estado en el que elegimos a nuestra pareja sin querer cambiarla y buscamos a partir de ahí construir un camino juntos. Puede ser más placentero que el enamoramiento, pero en lo que no puede competir nunca es en el nivel de intensidad.

El enamoramiento siempre es más intenso. Cuando estamos enamorados nos atraen las coincidencias. En cambio, en el amor también aparecen las diferencias.

Por suerte, en las relaciones podemos ir del enamoramiento al amor y del amor al enamoramiento. Podemos amar pero también enamorarnos muchas veces de la misma persona.

Otras diferencias son:

1. El amor es como una droga

Esa frase es totalmente cierta, y la principal responsable de todo lo que nos pasa cuando estamos enamorados es la dopamina, un neurotransmisor que en este estado aumenta y produce síntomas placenteros, excitantes y que tienen el poder de alejarnos de la realidad.

Pero no está sola, ya que también interviene la noradrenalina, que es la responsable de que focalicemos la atención en un objeto, más específicamente nuestro objeto de amor.

2. Diferentes formas de amar

Solemos utilizar amor y enamoramiento de manera indistinta aunque no son iguales y tampoco todo es amor romántico.

Existen, por ejemplo, el amor de madre y el amor propio. Es decir, hay distintas maneras de amar.

3. El paso del tiempo

El enamoramiento puede aparecer al poco tiempo de conocer a la persona, porque intervienen las expectativas, la atracción física, el misterio, etc.

El amor en cambio, es una motivación que tarda en aparecer y tiene más que ver más con el afecto y la comunicación.

4. Imagen de perfección

Al ser más racional el amor, no crea esa imagen idílica de la otra persona. En cambio, el enamoramiento nos hace sentir “drogados”, pensando constantemente en el otro u otra, a quien ponemos en un pedestal.

5. Egoísmo versus intenciones genuinas

Debido a la profundidad de los sentimientos, el amor también suele producir intenciones más genuinas y profundas. Solo hay pensar en el amor madre e hijo.

6. Enamoramiento como fase del amor

Es una etapa en la que predomina la lujuria, la ilusión y el fuerte deseo de estar con la otra persona.

La euforia y el estado de ánimo positivo son característicos. También lo son la obsesión, los pensamientos fantasiosos y el miedo al rechazo.

Las diferencias entre amor y enamoramiento explicadas por la psicoanalista Adriana Loyola quizás correspondan con lo normativo y como siempre los matices de la realidad son mucho más ricos.

Hay personas que dicen estar enamoradas de un amigo, hay otras que empiezan queriendo a sus parejas para luego enamorarse o no hacerlo nunca. También hay parejas que confiesan estar enamoradas toda la vida.

Más allá de las diferencias entre amor y enamoramiento, entre estar en uno u otro lado (si realmente son lados diferentes), lo importante es que cualquier relación que compartamos sea una ventura positiva para nosotros.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here