No usan el celular para llamar, sino para textear.

En Inglaterra surgió el término ‘generation mute’ o ‘generación muda’, un fenómeno que se ha conformado también en México originado por el uso de los teléfonos inteligentes y las aplicaciones de mensajería instantánea.

X

Este nuevo concepto se refiere principalmente a las personas jóvenes (entre 16 y 24 años de edad) que prefieren escribir mensajes de texto y usar sus redes sociales para comunicarse entre ellos o con los adultos. El hábito puede extenderse a otros grupos de edades.

En el último informe de la Asociación de Internet.mx, se muestra que en México existen 79.1 millones de usuarios de internet, de los cuales el 54 por ciento pertenece al grupo de entre los 12 y 34 años de edad. El 89 por ciento prefiere conectarse a la red desde un smartphone.

“La mensajería instantánea es el principal medio de comunicación entre jóvenes de 16 a 24 años de edad principalmente. Según cifras del INEGI, el 90.3 por ciento de los jóvenes internautas no usa su celular para hacer llamadas, los usan para comunicarse vía mensajes de texto o redes sociales”, explica Alejandra Corona, autora del libro ‘Huérfanos digitales’. 

La estudiosa de este fenómeno señala que, según estudios globales, estas son las principales razones por las que los jóvenes prefieren los mensajes de texto a las llamadas telefónicas:

  1. “No sabemos cuánto tiempo nos tomará tener una llamada telefónica y puede ser una pérdida de tiempo”.
  2. “Las llamadas me interrumpen de manera inoportuna, no me pueden hablar cuando quieran, así todos asumirían que pueden interrumpirme en cualquier momento”.
  3. “Las llamadas telefónicas no van al grano, se pierde demasiado tiempo en frases de saludo, verbalizaciones innecesarias, pláticas sin sentido; en cambio, con los mensajes de texto vamos directo al punto”.
  4. “Me molestan las llamadas porque me impiden ver la pantalla de mi teléfono, lo tengo que poner en altavoz para poder seguir viendo mi celular”.
  5. “Las llamadas son estresantes porque exigen ser atendidas en el momento, pero puede ser un momento inadecuado, incómodo o de descanso”.
  6. “Las llamadas telefónicas me hacen sentir vulnerable porque yo no voy a tener tiempo de pensar cada una de mis respuestas y puedo decir algo inadecuado por la necesidad de responder inmediatamente. En cambio, un mensaje de texto puedo revisarlo y corregirlo antes de enviarlo”.
  7. “No son privadas las llamadas porque las personas que están a mi alrededor escuchan mi conversación, me molesta que me escuchen y me molesta escuchar a otros”. 

La especialista refiere que la ‘generación muda’ es una tendencia al alza en México. Sin embargo, para la neurociencia el diálogo en persona siempre será mejor para contar con una comunicación más efectiva, ya que involucra aspectos que no los proporciona la mensajería de textos: expresiones faciales, entonaciones de voz y visualización de nuestros interlocutores sin que esté de por medio un aparato electrónico.

“Es importante decir que no se trata de combatir la tecnología o prohibir el uso del smartphone, sino de que tanto padres de familia, como maestros y en general los adultos, trabajemos en hacer más efectiva la comunicación con los jóvenes vía oral” concluye la escritora.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here