Trabajar en equipo no es sencillo. El hecho de pasar tanto tiempo con las personas que componen tu grupo de trabajo hace que aumenten las probabilidades de haber malentendidos, falta de comunicación y otro tipo de roces.

Las diferentes personalidades no siempre se llevan bien y hay que lidiar con egos, ambiciones, incompatibilidades de estilos, e intereses contrapuestos, entre otros.

X

¿Para qué el trabajo en equipo?

Las características del trabajo en equipo hacen que, cuando un conjunto de personas eficientes y motivadas por los mismos objetivos se ponen en marcha, sus esfuerzos se conviertan en resultados productivos.

No todas las iniciativas de colaboración salen igual de bien, ya que no siempre se dan las condiciones óptimas para avanzar como un todo hacia una dirección única, marcada por metas comunes.

Por ello, te presentamos 7 aspectos a tener en cuenta para que el trabajo en equipo obtenga el mejor resultado:

   1. Comprende tu función

No hay cosa que incomode más a alguien que encontrar a alguien realizando nuestro trabajo sin habernos avisado. Recuerda que trabajar en equipo no implica intentar destacarse de los demás, sino construir algo en conjunto agregando una cuota personal de cada uno.

   2. Escuchar y hacerse escuchar

A la hora de pedir y brindar opiniones, es muy importante que se genere un canal de cooperación donde negociar las mejores maneras de hacer las cosas. Escuchar y ser escuchado son las bases de una relación respetuosa.

   3. No dejes de consultar

Consulta. Por poca importancia que tenga una decisión, no la tomes nunca solo, ya que puede ser malinterpretado por los que trabajan contigo. El hecho de participar todos juntos en las decisiones es la mejor forma de evitar malos entendidos.

   4. Permanece atento a las necesidades de los demás

Si un día tu área está con poco trabajo, puede que se deba a que otro esté sobrecargado. Conversa con tus compañeros y brinda tu ayuda por más que no sea el sector donde mejor te manejas. Una actitud proactiva es lo que se necesita hoy en día.

   5. Sé educado

Evitar decir “por favor” y “gracias” pueden parecen cosas sin mayor importancia, pero en realidad, cuando una persona está susceptible estos gestos pueden molestar mucho. Anticipa los problemas e intenta expresarte de la mejor forma.

  6. Pon una nota de humor

Reír no significa ser poco serio, siempre y cuando se haga en un momento adecuado. Un chiste relajará al equipo entero brindado contención y distensión.

  7. Las cosas siempre claras

Cuando tengas un intercambio fuerte con un compañero, es necesario que quede en claro que las opiniones personales son diferentes a las profesionales. Al finalizar la jornada acércate a tu colega y resuelve estas diferencias.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here