Viajar no siempre es cuestión de descanso y vacaciones, y es que existen profesiones que implican trasladarse de un lugar a otro más allá de los gustos personales. Así pues, si te gusta este ritmo de vida y la idea de unir tu trabajo a tu pasión por los viajes, ¿por qué no considerar estudiar una carrera que te lo permita?

Aunque la obligación puede causar cierta fatiga, si gestionamos bien factores externos (situación familiar, vínculos afectivos, etc.) el resultado suele ser muy positivo.

X

Pero, ¡ojo!, para que esta posibilidad funcione de manera óptima, es necesario cumplir con otras características o requisitos que se adapten a un determinado perfil. Está claro que si somos personas bastante sedentarias o con necesidad de estabilidad la cosa va a ser más difícil. Para empezar, hay algunos aspectos generales que conviene tener en cuenta:

  • Dominio de idiomas: sin duda son una parte fundamental para este caso. Más allá de los conocimientos genéricos de la carrera, sin idiomas no podremos movernos con total autonomía. Además que suelen ser requisito obligatorio para los trabajos donde implica viajar.
  • Capacidad de adaptación: acoplarse a nuevas situaciones es imprescindible. Cuando estamos fuera de casa, no conocemos tanto el terreno. En este sentido es necesario ser capaz de afrontar los imprevistos con serenidad.
  • Interés por otras culturas: esta característica debe estar presente como parte de nuestras motivaciones. Y es que si te cuesta mucho adaptarnos a las costumbres de otras personas, posiblemente no la pases tan bien, pero toma en cuenta que viajar es una manera, incluso, de practicar valores como la empatía.

¿Te gustaría estudiar una carrera que te permita viajar con frecuencia? Te damos algunas ideas sobre las carreras que podrías elegir para unir tu pasión por los viajes y el trabajo.

Carreras que te permitirán viajar por trabajo:

1. Turismo

Si quieres que tu negocio funcione bien, es recomendable visitar distintos países para conocer diversos modelos de empresa turística. Además, el contacto con profesionales de otros países puede ser una oportunidad para expandir el negocio.

2. Periodismo

Hay periodistas que llevan la necesidad de viajar en el ADN. No solo los corresponsales, sino también los periodistas de viajes o los fotoperiodistas. Hay ámbitos del periodismo que requieren más movimiento entre países que otros. Por ejemplo, la especialidad en relaciones internacionales no puede entenderse sin conocer otros estados.

3. Piloto en aviación comercial

¿Hay alguien que viaje más que los pilotos de avión? Si no te agobia pasar muchas horas en una cabina, puedes plantearte esta opción: ¡es otra manera de vivir la misma experiencia!

Además de estar en contacto con gente muy variada, puedes aprovechar la ida o la vuelta para pasar unos días haciendo turismo.

4. Traducción e interpretación

Conocer otras lenguas más allá de la propia invita a viajar. De hecho, para ser un buen intérprete de lengua extranjera es recomendable haber pasado una temporada fuera. El contacto con hablantes nativos ayuda a consolidar los conocimientos y también a conocer la cultura más allá del idioma.

5. Ciencias políticas

Las relaciones internacionales son una parte fundamental de la Ciencia Política. Así pues, los politólogos que quieran ejercer en este ámbito se verán obligados a viajar. Hay que tener en cuenta que los politólogos pueden trabajar como asesores de una entidad internacional, pero también dedicarse a cuestiones de cooperación, mediación o análisis.

 


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here