Las universidades deberían fomentar acciones para cuidar el medio ambiente entre sus alumnos, independientemente de la carrera profesional que se esté cursando.

Sabemos que el ámbito educativo es una herramienta poderosa para modificar malos hábitos e impulsar nuevas formas de relacionarnos con la naturaleza y sus recursos.

X

El dato:

De hecho, y apropósito del coronavirus: Gerardo Azpiri, investigador del Departamento de Etología, Fauna Silvestre y Animales de Laboratorio de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, de la UNAM, afirma que en el caso de las enfermedades emergentes -es decir, las que son causadas por un agente infeccioso recién identificado–, deben gran parte de su aparición por actividades humanas que generan el cambio climático, como la deforestación, el cambio de uso del suelo y la introducción de especies exóticas.

¿Sabes si tu universidad incluye políticas de medioambiente? Conoce algunas acciones que muchas suelen incorporar en sus políticas internas y descubrí si tu institución las aplica:

1. Educación Ambiental

Una manera eficaz y útil para promover buenos hábitos y conocimientos acerca del medio ambiente y su problemática consiste en impartir cursos o charlas informativas focalizadas en la educación ambiental dentro del plan de estudio o como alternativa a ciertas materias optativas.

2. Reducir el consumo de agua

Las universidades pueden promover medidas que prohiban el malgasto de agua. Algunas de ellas pueden estar basadas en nuevas herramientas o dispositivos de consumo en los baños o en los bares internos de cada facultad y charlas de concientización que motiven a los alumnos en la colaboración.

3. Impulsar el reciclaje

Uno de los mayores problemas del impacto ambiental es la gran cantidad de basura que generamos las personas cada año. La universidad puede fomentar en cada aula el reciclaje invitando a los alumnos a separar la basura y solicitando a áreas internas como bares, secretarias y fotocopiadoras, la reducción del papel y de desperdicios alimenticios.

4. Ahorro de energía

El ahorro de la energía eléctrica es posible dentro de la universidad. Muchas ya han empleado computadoras con pantallas LCD que consumen mucho menos energía que otras, también incorporan luces led en los salones y aprovechan la energía y luz solar para dictar sus clases.

5. Presupuesto destinado a proyectos de sostenibilidad

Si una universidad desea impulsar acciones para cuidar el medio ambiente ha de contemplar un presupuesto exclusivo para lograrlo. Si bien es cierto que no necesariamente se requieren grandes cantidades de dinero para mejorar la sostenibilidad, un presupuesto destinado exclusivamente a la protección ambiental impulsa una cultura universitaria interna fuerte, constituyéndose muchas veces como una política difícil de derribar:

Fuente: Universia


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here