Te sorprendería saber que hay una gran cantidad de estudios relacionados a intentar descifrar el origen de la inteligencia humana. En esta ocasión, revisaremos algunos ejemplos que destacan por señalar que la inteligencia se relaciona con partes del cuerpo.

¿Qué parte de tu cuerpo revela tu inteligencia?

1. Piernas largas

En un estudio realizado por las Universidades Brown y Princeton sugieren que las personas más altas ganan más dinero porque su inteligencia es mayor.

X

Los autores usaron datos del gobierno como altura, peso, inteligencia, educación y salarios de personas nacidas en los Estados Unidos y el Reino Unido en 1958 y 1970 desde el nacimiento hasta la edad adulta.

Los resultados de sus análisis mostraron que las personas que eran altas desde niños salieron mejor en los exámenes cognitivos. Además, las personas altas tendían a tener puestos más altos que requerían mayor inteligencia y habilidades verbales y numéricas más avanzadas.

Los investigadores aún están perplejos por la relación entre la altura y la inteligencia. Pero algunos aspectos genéticos o cuidados en la niñez pueden influir en el cerebro.

2. Zurdos

Tu mano dominante puede no indicar automáticamente que eres un genio, pero puede tener sus ventajas. De hecho, los zurdos tienen mayores beneficios cognitivos que los diestros.

Un estudio pequeño de pruebas cognitivas realizado por la Universidad de Atenas a 100 universitarios y graduados, la mitad zurdos y la mitad diestros. En el primero, los participantes hicieron un camino con un lote de círculos lo más pronto posible y el otro incluía una secuencia de letras y números.

Los zurdos hicieron mejor ambas pruebas que los diestros, lo que sugiere que tienen una memoria más fuerte y una mente flexible. Algunos expertos sospechan que estas habilidades cognitivas pueden deberse a que los zurdos usan los dos lados del cerebro para procesar información.

También te puede interesar: Cosas que quizá no sabías sobre los zurdos

3. Vientre grande

Los niveles altos de grasa pueden tener un impacto en varios aspectos de tu bienestar general, desde tu presión arterial hasta la salud del corazón, y posiblemente tus funciones cognitivas.

En un estudio de 5 años en más de 2,200 adultos, los investigadores descubrieron que las personas con un IMC menor a 20 (el rango saludable de IMC es 18.5 a 24.9) podían

recordar el 56% de palabras en una prueba de vocabulario, mientras que los participantes obesos, sólo recordaban el 44%.

Es más, la memoria de estos últimos cayó a 37.5 % cuando les hicieron la misma prueba 5 años después. El Dr. Maxime Cournot, autor del estudio, tiene la teoría de que las hormonas grasas pueden dañar las células del cerebro.

“Otra explicación puede ser que, dado que la obesidad es un riesgo vascular conocido, debido al engrosamiento y endurecimiento de los vasos sanguíneos, lo mismo pasa con las arterias del cerebro”.

4. Cabeza grande

A nadie le gusta que le llamen “cabezota”, pero literalmente tener una cabeza grande puede hacerte más inteligente.

Un estudio publicado en Molecular Psychiatry le aplicó pruebas cognitivas y físicas a personas del Reino Unido, mientras examinaban sus muestras de sangre, orina y saliva.

Los investigadores encontraron que quienes tuvieron cabezas grandes de niños, tuvieron mejor puntaje en los exámenes verbales-numéricos y fueron más factibles a recibir su título universitario.

“Estos resultados, deberían estimular futuras investigaciones que sean informativas sobre los mecanismos genéticos específicos de las asociaciones encontradas aquí, lo cual envuelve efectos protectores y perjudiciales o diferentes variantes genéticas”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here