La enciclopedia online gratuita informó que “apagará” sus servicios por 36 horas en protesta a la ley de derecho de autor, en el Parlamento Europeo, lo que afectaría el Internet como lo conocemos.

Por medio de un comunicado publicado en su sitio, Wikipedia indicó que dicha ley amenazaría la libertad en línea e impondría nuevos filtros, barreras y restricciones que afectarían a la enciclopedia y al internet como lo conocemos.

“Por estas razones, la comunidad de Wikipedia en español ha decidido oscurecer todas las páginas de la enciclopedia antes y durante la votación del texto, que se realizará el 5 de julio”.

“Llamamos a todos los miembros del Parlamento Europeo a votar en contra del texto actual, a abrirlo a discusión y a considerar las numerosas propuestas del movimiento Wikimedia para proteger el acceso al conocimiento; entre ellas, la eliminación de los artículos 11 y 13, la extensión de la libertad de panorama a toda la UE y la preservación del dominio público”, indica el texto.

La propuesta ha desatado polémicas feroces que trascienden el Parlamento Europeo: asociaciones de creadores, discográficas, colosos digitales como Google o Facebook, activistas de la libertad en Internet, académicos o gurús llevan meses defendiendo sus argumentos a favor o en contra de la reforma, y atacando sin piedad el bando contrario. Todo, con tal de condicionar el incierto voto de mañana jueves en Estrasburgo.

“Si la propuesta se aprobase en su versión actual, acciones como el compartir una noticia en las redes sociales o el acceder a ella a través de un motor de búsqueda se harían más complicadas en Internet; la misma Wikipedia estaría en riesgo“, explica la enciclopedia online por excelencia.

¿Qué dicen los artículos 11 y 13 de la nueva propuesta?

El artículo 11 exige a plataformas sin ánimo de lucro a pedir permiso de todos los editores de los artículos de prensa que quieran utilizar como fuente, ya sea haciendo referencia o vinculando a dicho artículo. Este proceso añadiría una capa sumamente laboriosa.

El artículo 13 obligaría a todas las webs basadas principalmente en su comunidad a instalar herramientas de filtrado automático para comparar lo que aportan los usuarios con lo que se encuentra en bases de datos de copyright. Este método de evitar el plagio se acabaría convirtiendo en una herramienta de control y de censura.

Desarrollar y mantener herramientas de este calibre van a implicar grandes costes adicionales para otras plataformas como Google o Facebook.

Los eurodiputados, por otro lado, creen que Wikipedia no tiene motivos para quejarse y que está instigando una campaña de “fakenews”: “Nos enfrentamos a una campaña muy malintencionada y cargada de argumentos falsos, como que la futura normativa puede afectar a Wikipedia, una plataforma que se excluye expresamente”, declara Axel Boss, eurodiputado alemán.

Pero la iniciativa tiene también detractores en la Cámara Europea. “Esta normativa no comprende en absoluto internet. Si hasta la Wikipedia decide cerrar, algo que no hace a menudo, por no decir nunca, significa que algo importante está en riesgo“, ha comentado Julia Reda, eurodiputada del Partido Pirata. Además, ha añadido, esto es un incordio para los eurodiputados: “Todos la usamos mucho”.

Fuente: SoftonicEl País

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here