Infinidad de videojuegos actuales requieren de largas jornadas de compromiso para avanzar o terminar un nivel, así que los casi 56 millones de gamers que hay en México dedican unas siete horas diarias a este pasatiempo, pero, ¿cómo afecta esto realmente a nuestros ojos?

Escoge tu favorita: “Ya deja eso que…”

X
  • Te vas a quedar ciego
  • Se te van a caer los dedos
  • Se te van a secar los ojos

Estas son frases que muy probablemente hemos escuchado de alguna persona que nos ve jugando videojuegos; sin embargo, por muy drásticas que parezcan algunas como que “se nos van a caer los dedos”, hay otras que realmente sí tienen sentido, y es que, con la alta exposición a pantallas que demanda ser gamer, nuestros ojos podrían ser los principales afectados en esta misión.

Los dispositivos móviles han estado desplazando a las consolas como los favoritos para jugar videojuegos gracias a los avances tecnológicos que nos permiten tener todo en nuestro smarthphone sin la necesidad de discos o cartuchos externos, lo que hace que sea fácil jugar donde sea, solo dependiendo (en todo caso) de una conexión estable a internet.

México tiene alrededor de 106.8 millones de smarthphones y ocupa el lugar #12 en el mercado de videojuegos.

En el 2018 había 55.8 millonesde gamers mexicanos (tanto hombres como mujeres), mismos que generaron una ganancia de mil 600 millones de dólares en ese año y más del 60 por ciento prefiere su celular para jugar, según Newzoo, proveedor de inteligencia de mercados para juegos.

Podemos llegar a invertir hasta más de siete horas jugando, apenas parando para lo necesario -si nos ponemos a pensar, estas horas frente a una pantalla podrían compararse con las que están las personas al frente de su computadora en su trabajo-.

La Academia Americana de Pediatría sugiere que los niños entre 3 y 12 solo deben estar entre una y dos horas diarias frente a las pantallas.

Infinidad de videojuegos requieren de largas jornadas de compromiso para avanzar o terminar un nivel, pero, ¿cómo afecta esto realmente a nuestros ojos?

Los problemas que pueden surgir son muy parecidos al Síndrome Visual Informático (SVI), el cual, es provocado por estar largos periodos frente a una pantalla sin descanso.

Las consecuencias derivadas tanto para los videojuegos como para el SVI se pueden relacionar con resequedad ocular, derivando en la enfermedad de ojo seco, misma que afecta alrededor del 75 por ciento de la población en México, y que puede traer consigo visión borrosa, fatiga visual y dolores de cabeza.

Sin embargo, esto no quiere decir otra cosa más que necesitamos descansar nuestros ojos. De hecho, estudios recientes dicen que no se ha encontrado una relación clave entre algunos errores refractivos como la miopía y la exposición a pantallas, sino que desarrollar esta condición visual va de la mano de forzar nuestros ojos a trabajar con objetos cercanos a ellos.

A continuación, te presentamos algunos consejos para que subas de nivel sin comprometer tu visión:

Descanso, descanso, descanso…

… Descanso, descanso, descanso. Por si aún no ha quedado claro, lo que más ayuda a nuestros ojos para no desarrollar mayores complicaciones son pequeños breaks durante nuestras misiones.

La regla 20/20/20 ya debe ser parte de tu vida: cada 20 minutos voltear a ver un objeto a 20 pies de distancia durante 20 segundos. Durante este descanso no fuerces tus ojos a enfocar los detalles de las cosas, solo mira. 

¡Parpadea!

Podrá sonar un poco obvio, pero no lo es, ya que la causa principal (y más real) por la que tenemos complicaciones visuales al ver una pantalla durante mucho tiempo es que dejamos de parpadear de lo concentrados que estamos, ¡y con mayor razón al jugar videojuegos!

Para que te des una idea, normalmente parpadeamos alrededor de 20 veces por minuto, pero al estar concentrados viendo algo podemos parpadear hasta solo 5 veces por minuto.

Ni muy cerca ni muy directo

Cuando juegas en la televisión debes estar a 2 o 3 metros de distancia. En una computadora tus ojos deben de estar a la altura de la parte superior de tu pantalla.

Debes de ver la pantalla de tu celular a aproximadamente un antebrazo de distancia (30 cm) y a aproximada de 45°, nunca directamente frente a tus ojos.

¡Ah! Y bájale el brillo a tu pantalla si vas a usarla en lugares oscuros o con poca luz.

Ayuda extra

Nunca está de más una ayudadita externa a nuestro cuerpo para cuidar nuestros ojos:

Lentes antirreflejantes para la famosa luz azul. Realmente la mayoría de los rayos de luz que emiten las pantallas led no son dañinos para nuestros ojos.

La única que podría serlo es la luz azul, pues tiene energía relativamente alta, pero el sol emite mucha más luz azul que cualquier pantalla, por lo que los dispositivos solo aumentarían la cantidad que ya recibimos. 

Gotas oftálmicas: Son una opción de tratamiento si tienes ojo seco, ya que ayudan a lubricar y proteger los ojos.

De la boca a los ojos. Hay alimentos con luteína y zeaxantina, sustancias que, según investigadores, ayudan a evitar que la luz azul llegue a la parte posterior del ojo y dañe la retina. Estos compuestos se encuentran en el mango, el brócoli, la naranja, el durazno y la lechuga oscura, entre otras frutas y verduras, y actúan como un tipo de “lentes de sol comestibles”.

No olvides que es importante que también lleves una vida saludable, te hidrates constantemente y consultes a un especialista en salud visual para que pueda aconsejarte directamente de acuerdo a tus hábitos de juego.

¡Que nada te detenga en tu siguiente misión y recuerda divertirte con responsabilidad!


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here