Un estudio hecho por científicos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, llegó a la conclusión de que las personas necesitamos recibir abrazos o abrazar desde que nacemos.

El contacto físico juega un papel muy importante en el desarrollo de las neuronas y para que estas no mueran, es importante estimularlas desde que empezamos a vivir.

X

Se ha demostrado también que los beneficios de abrazar a otras personas van más allá de las emociones e influyen directamente en nuestra salud sin importar la edad en que nos encontremos.

  • Algunas bondades de abrazar
  • Reduce la presión arterial
  • Mejora el sistema inmune
  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • Reduce el riesgo de padecer demencia
  • Rejuvenece el cuerpo
  • Mejora el estado de ánimo
  • Relaja los músculos
  • Eleva la autoestima

Puede que un abrazo no tenga la solución al problema que nos ocurre, que ni aleje o haga desaparecer lo que nos rodea, pero su magia recompone nuestras heridas, alivia nuestro sufrimiento y nos transmite que más allá de lo ocurrido, hay alguien que nos quiere y se preocupa por nosotros. Porque un abrazo sincero es amar en toda regla.

Abrazar es acariciar el alma de la otra persona y proporcionarle un refugio entre nuestros brazos. Un gesto pequeño pero repleto de sentimientos que cura y recompone a nivel emocional. Abrazar es hablar el lenguaje del corazón.

Los abrazos son momentos repletos de felicidad capaces de emocionar hasta al corazón más duro porque tienen el poder de traspasar corazas.

Abrazar es una maravillosa forma de dar amor a los que nos rodean, es acariciar el alma de quien tenemos cerca.

Todos funcionaríamos mejor si abrazáramos o nos dejáramos abrazar más a menudo, porque aunque abrazar es un acto cotidiano del cual desconocemos la plenitud que nos proporciona.

Así que ya tenemos más de una razón para regalar muchos abrazos y sonreír.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here