Estudiar con música de fondo, ¿nos distrae o ayuda a que nos concentremos? La opinión está bastante dividida. Según un docente de la Universidad de Stanford, la música que incluye letras tiene un efecto negativo sobre la memoria cuando leemos o escribimos; y en menor medida cuando realizamos tareas matemáticas. Así que, descubre cómo usar la música a tu favor como técnica de estudio.

Sin embargo, en realidad la conclusión es que es imposible generalizar y decir que la música tiene efectos positivos o negativos, ya que depende de mínimo tres variables: el tipo de música, la disciplina que se estudia y el ambiente en el que estamos.

X

Variables a tener en cuenta cuando se estudia con música

Como vimos, el estilo de música es un factor relevante al igual que el ambiente. Según comprobaron varias investigaciones, cuando la música presenta un patrón repetitivo, un pulso constante y no es muy estridente, ayuda a la concentración; es decir, puedes usar la música para el estudio.

Otra variable importante a tener en cuenta a la hora de decidir si es mejor o peor estudiar con música es la personalidad de cada uno. Por eso, lo que lo más conveniente es que pruebes y luego evalúes los resultados. Cada estudiante debe averiguar qué métodos le resultan más efectivos.

Consejos para implementar la música a tu rutina

A continuación, te damos algunos consejos para que realices tu prueba. 

1. Cambia de género 

Así como cada asignatura tiene sus particularidades, los géneros utilizados para estudiarlas también deben ser distintos. En el caso de que el contenido a estudiar sea mecánico, puedes probar con música que tenga melodías rápidas para mantenerte motivado. De lo contrario, lo más conveniente es que te inclines por canciones de meditación o sonidos de la naturaleza.

2. Controla el volumen

La música es utilizada como una compañía cuando se estudia solo. No obstante, es fundamental que el volumen no sea demasiado alto, ya que terminará desconcentrándote y supondrá una pérdida de tu valioso tiempo.

3. Canciones mudas

Es probable que conozcas las letras de tus canciones favoritas, por lo que te recomendamos elegir reproducir bandas sonoras de películas o música clásica.

4. Crea una lista de reproducción

Si quieres alcanzar una verdadera concentración, deberías crear una lista de reproducción de como máximo 2 horas antes de sentarte a estudiar. De lo contrario, deberás detenerte para buscar canciones nuevas. Tampoco es bueno que escuches la radio, ya que los anuncios podrían llegar a distraerte.

 

Fuente: Universia


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here