¿Te gustaría probar una nueva forma de estudiar que incluye mapas interactivos, herramientas innovadoras y plataformas dotadas de toda clase de recursos?

¿Te imaginas poder compartir documentos en tiempo real con otros compañeros o visualizar los archivos que acaba de dejar el profesor?

X

No necesitas usar tu imaginación, ya que con las aulas virtuales en México es posible acceder a un sistema educativo diferente, más acorde con los nuevos tiempos, gracias a las posibilidades de la tecnología.

¿Qué proyectos de aulas virtuales hay en marcha en México?

En 2015, bastaba un cuarto de hora de los docentes en los talleres a su disposición para convertirse en usuarios de las más de 15 aplicaciones educativas que existen en la plataforma virtual De Google (Virtual Educa).

Aún más ágil es el proceso de enseñanza en las aulas virtuales, que permite a los profesores mostrar los contenidos de mayor interés para la clase con un solo clic.

En estos espacios es más sencillo:

  •    Dar clase y resolver dudas.
  •    Asignar proyectos y tareas a los alumnos.
  •    Publicar anuncios de interés para docentes y estudiantes.
  •    Compartir recursos y archivos en tiempo real.
  •    Cooperar con otros individuos y / o instituciones.

Pero, además de las plataformas software, también son necesarios los equipos. En el caso de México, el Gobierno Federal ha sido el encargado de distribuir tablets y ordenadores portátiles.

Y, como no todo es tecnología, para maximizar el aprovechamiento de los recursos digitales y las aulas virtuales se ha capacitado a los docentes para que desarrollen las habilidades necesarias para el manejo de las nuevas herramientas.

¿Qué consiguen las aulas virtuales que no logran las clases tradicionales?

La promoción de las aulas virtuales para la transformación de la educación ha conseguido algunos hitos importantes, como:

Mayor agilidad y eficacia en el trabajo de los docentes

Las tareas que se realizan con el soporte de la tecnología se completan de forma más sencilla y con mayor rapidez.

Más transparencia y objetividad

Como las evaluaciones se llevan a cabo de forma automática en base a algoritmos, la corrección de los exámenes es del todo objetiva, libre de errores y mucho más eficiente.

Mejora de la relación entre profesorado y alumnado

Algo que se consigue cuando los docentes consiguen ganar en comprensión acerca de los estudiantes, su progreso y sus necesidades.

Reducción de los niveles de deserción escolar

Gracias a la percepción de un sistema más justo, al acceso a un método de aprendizaje más motivador y a la adecuación del programa y los contenidos a las expectativas del alumnado.

La tecnología es un aliado para la educación y las aulas virtuales lo demuestran, sin embargo, el Informe 2018: Aulas Digitales en la Educación Superior: Caso México revela que, en la práctica “las aulas virtuales no son usadas por los estudiantes, pues estas no han sido implementadas por los profesores”.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here