Saber un idioma es esencial en el mundo globalizado en que nos movemos. Ya sea  para utilizar material de estudio original, para obtener un mejor empleo o para comunicarte en otro país cuando viajas, es importante. Si te gusta la idea pero tienes poco tiempo entre tus actividades, aquí 8 tips para aprender un idioma más rápido.

1.  Pasatiempos en el nuevo idioma

Lo peor que puedes hacer es utilizar el idioma solo entre las cuatro paredes de la escuela donde lo aprendes. Debes incluirlo en tu día a día, en actividades que te diviertan. Así que ve tu serie favorita en ese idioma con el audio original, escucha música en el idioma que quieres aprender. La ventaja de las series o películas es que mirarás algo entretenido al tiempo que acostumbras tu oído y observas cómo es que se escriben las distintas frases.

X

Sin duda, las canciones, series o películas ayudan a acelerar el aprendizaje y la comprensión porque te familiariza con las pronunciaciones, los acentos y la velocidad con la que se comunican.

2.  Las apps de tu lado

Aprovechar que prácticamente no podemos estar sin el celular, podemos usarlo a nuestro favor como un recurso muy didáctico. En la tienda de aplicaciones encontrarás toda clase de aplicaciones educativas, que involucran el juego para aprender idiomas. Un ejemplo que ha ganado popularidad en el último tiempo es Duolingo. Mediante gráficos divertidos y coloridos podrás ir pasando de nivel mientras realizas pruebas sencillas que involucran múltiple opción, ordenar frases, o escribir una palabra que escuchas.

3. Traductores en línea

El Traductor Google es la versión moderna de los diccionarios tradicionales. Al descargártelo pasas a contar siempre con un diccionario en el móvil. Es sumamente práctico y si actualizas a la última versión te llevarás una grata sorpresa cuando descubras que también puedes traducir con la cámara la cartelería de la calle. O practicar tu pronunciación, ya que también cuenta con reconocimiento de voz.

4. Familiarízate con los cognados

Quizá recuerdes que los cognados son palabras que si bien están en distintos idiomas, tienen algo en común comparten la misma raíz etimológica. Gracias a ello son más fáciles de retener en la memoria, por poseer cierto parecido. Es decir, son palabras que se parecen en su forma o sonido.

Si sabes inglés y deseas aprender francés por ejemplo, algunas de sus palabras suenan y se escriben de manera similar. Por ejemplo noche en inglés se dice “night” y en francés se dice “nuit”. Esto sucede porque tanto el inglés como el español son lenguas indoeuropeas.

5. Intenta conversar con lo poco o mucho que sepas

Claro que lo ideal sería conocer de principio a fin el vocabulario del diccionario en el idioma que estás aprendiendo. Pero si realmente escaseas de tiempo, no podrás memorizártelo. Por eso, opta por dejar la vergüenza o el miedo a quedar mal por no conocer una gran cantidad de términos y comienza a hablar. Es la manera; quizás te corrijan pero es el modo de aprender y seguir. Además la mayoría de las lenguas se pueden hablar con una pequeña cantidad de vocablos.

6. Practica con alguien más

Con Internet es mucho más sencillo conocer personas que hablen en otro idioma, y con las que te puedes comunicar. Por ello entra a los sitios pensados para mantener conversaciones e intercambiar conocimientos en materia de lenguaje. Algunos que puedes visitar son Verbling, PenPalWorld o iTalki. Es importante que te beneficies de este ida y vuelta. No solo aprenderás nuevo vocabulario o frases típicas sino que podrás enseñar tu idioma nativo. Del mismo modo si deseas practicar lo que aprendiste puedes contactarte con alguien que recién comience a aprender el mismo idioma que estas aprendiendo tu, para comprobar y reforzar los conceptos que ya sabes.

7. No pienses como adulto

Cuando crecemos perdemos la inocencia, pero también perdemos otras características de cuando éramos pequeños. Por ejemplo, los niños aprenden rápido los idiomas nuevos porque no tienen miedo al ridículo, a lo que piensan los demás ni a equivocarse. Esta falta de timidez es vital para ganar confianza y poder desempeñarte en un nuevo idioma. Asi que ya sabes, actúa como un niño.

8. Aproxímate a otras culturas

El idioma que te encuentras aprendiendo seguro se habla en muchos países con distintas culturas. Por eso, anímate a conocer otros lugares, viaja, pregunta por su histoia, sus costumbres y tradiciones.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here