En muchos casos, podemos llegar a pensar que los hobbies están por un lado y que el trabajo está por otro, pero qué pasa cuando nos damos espacio y la oportunidad de desarrollar nuestro verdadero potencial?

La actividad que te apasiona es algo que surge naturalmente. En ese sentido, es importante dejar de ejercer resistencia para comenzar a tomar contacto con todas nuestras habilidades y ser por primera vez conscientes que eso que amamos hacer es mucho más que un simple hobby.

X

Los siguientes pasos no requieren acción alguna como tal, sino que en el silencio de la no-acción reconozcas lo que es real.

1. Reconocer que es posible

El momento en que comenzamos a creer que algo es posible cambia absolutamente nuestra apertura con respecto a ese objetivo y comenzamos a hacer cosas desde un lugar de certeza y no desde la duda.

2. Reconocer que eres especial

La realidad es que todos somos especiales pero muy pocos se sienten así. Que puedas sentir con orgullo tu individualidad y tu valor te hará darte cuenta las razones por las cuales este mundo te necesita desesperadamente.

3. Reconocer que un hobby hecho profesión es la clave de la fortuna

Las personas que aman lo que hacen y disfrutan cada paso del proceso son los mejores en su profesión, lo que termina dando tanto un abultado rédito económico como una enorme sensación de satisfacción personal.

4. Reconocer que llegó el momento de tomar acción

Al tomar conciencia de que eres especial y de que hacer tus sueños realidad es posible, ya no podrás seguir posponiendo tomar las medidas necesarias para alcanzar tu propósito de vida. Si no lo haces tú, entonces, ¿quién? Si no es ahora, entonces, ¿cuándo?

5. Reconocer que descansar también es parte del proceso

Acciones reiteradas y sin intervalos terminan generándonos agotamiento y matando nuestra inspiración. Encontrar el balance justo entre accionar y descansar es un punto clave para que logres aquello que tanto quieres.


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here