El sorprendente campo de fútbol fue construido en la ciudad rusa de Sochi, junto al estadio olímpico Fisht.

El –único– campo de fútbol está hecho con 50 mil vasos de plástico, que se recogieron durante el campeonato de futbol.

La cancha mide 65 por 42 metros cuadrados y fue bautizada como The Budweiser ReCup Arena, por el original proyecto de la cervecera Budweiser (BUD), uno de los patrocinadores principales de FIFA durante más de 30 años, comprometido con la sostenibilidad y la preservación del medio ambiente.

Marco Materazzi, leyenda FIFA y campeón del mundo italiano, fue uno de los invitados a la inauguración del estadio.

“Estoy muy contento de que BUD […] comparta la idea de la preservación del legado de la FIFA World Cup y siga haciéndolo después del torneo”, mencionó Materazzi.

Según datos de Budweiser, durante el torneo se usaron más de 3.2 millones de sus vasos, que fueron consideradas por muchos como símbolo y “souvenir” del Mundial.

La cancha mide 65 por 42 metros cuadrados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here