Ya sea en la atención que debemos dedicar a nuestras tareas corrientes, como la que debemos captar cuando vamos a realizar una presentación, las nuevas tecnologías se han convertido en nuestro mejor aliado, al mismo tiempo que en el peor enemigo para conseguir que se preste atención a lo que nos interesa.

A nivel personal, en nuestro trabajo, las nuevas tecnologías nos han conducido a ser personas multitasking que dividen su atención en diversas actividades, lo que a primeras parece que nos da mejor rendimiento, pero en verdad dedicamos un tiempo de peor calidad a cada uno de nuestros cometidos.

X

Por otro lado, cuando nos toca prestar atención a ciertos contenidos o crear material con la intención de que atraiga y retenga a una audiencia, sabemos que son muchos los factores que van a determinar que tengamos éxito y que debemos esforzarnos por crear contenido original, atractivo y fácil de asimilar.

El storytelling: la mejor forma de atraer la atención de las nuevas generaciones

A pesar de los estereotipos generacionales, si se crea lo que se conoce como una narrativa convincente, tenemos más oportunidades de captar la atención de las generaciones que han crecido en la era digital y que buscan cosas que les aporten y sorprendan.

Al menos, esto es lo que exponen los estudios de empresas que ofrecen servicios para crear presentaciones, como es el caso de Prezi, en la que afirman que un 55% de los profesionales saben que crear buenas historias es la mejor forma de que su audiencia les preste atención, mientras que un 79% cree que la clave está en aportar imágenes animadas que son fáciles de consumir y retener.

Lo que está claro es que no podemos comunicar y usar las mismas herramientas y métodos que hace años, en especial si con nuestro contenido buscamos una reacción de la audiencia o llegar a un objetivo específico.

Es aquí donde cobra fuerza la idea del storytelling en el ámbito de los negocios y no solo en contenido de entretenimiento, de manera que esta forma tan efectiva de consumir información y prestar atención se traslade a informes de empresas, a procesos de ventas o a fidelizar a clientes.

Si una empresa, como un banco, consigue que te cuenten las ventajas de abrir una cuenta, usando los mismos formatos audiovisuales que consumes a diario, ahorrando tiempo y vocabulario farragoso, sus posibilidades de éxito y, sobre todo, de empatía con la audiencia serán mucho mayores.

Fuente: Universia


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here